ista panorámica desde la Catedral de Cádiz del casco antiguo de la ciudad
ista panorámica desde la Catedral de Cádiz del casco antiguo de la ciudad - FRANCIS JIMÉNEZ
IMPUESTOS

El IBI, el tesoro municipal

La ciudad de Cádiz figura entre las quince capitales de España con el impuesto de contribución más alto

El Ayuntamiento de Cádiz recauda más de 38,4 millones por este impuesto y cada gaditano paga una media de 325 euros

CÁDIZActualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz celebró nada más comenzar el nuevo año, concretamente en la víspera de Reyes Magos, un Pleno extraordinario para amortiguar la subida del IBI que se venía encima a raíz de la revisión de los valores catastrales practicada en la capital el pasado año. El consistorio aprobó por unanimidad la congelación del tipo impositivo de este impuesto que regula la hacienda local, lo que ha permitido que el recibo de este año no sufra alteración.

Sin embargo, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que se paga en la capital de la provincia es de los más altos del país. De hecho, el informe Panorama sobre la Fiscalidad Local, elaborado por el Consejo Nacional de Economistas, sitúa a Cádiz entre las quince capitales de provincia con el impuesto más alto. Este estudio, que pretende servir como herramienta para el debate político sobre la reforma fiscal autonómica y, por consiguiente, de la local, establece que cada gaditano desembolsa una media de 325,8 euros al año en concepto de IBI. De este estudio se extrae una conclusión que se extiende también a otros municipios cuya densidad de población es baja. El coste de este impuesto en Cádiz no guarda relación con su padrón. Muy pocos habitantes, 118.000, se reparten una fuerte presión fiscal de carácter local.

Los ayuntamientos no perdonan. Saben que el IBI es su principal fuente de ingresos. Las haciendas locales obtienen el 55% de sus ingresos de los impuestos y tasas, una cifra que supera la media de la UE, del 38,1%, y que les ha permitido mantener un constante flujo de recursos durante los peores años de la recesión. En concreto, cada capital de provincia recauda, de media, 678 euros por habitante al año en tributos municipales. Así lo revela el informe Panorama de la Fiscalidad Local 2018, elaborado por la profesora de Economía Aplicada de la Universidad de Murcia, María José Portillo, en coordinación con el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) bajo el paraguas del Consejo General de Economistas de España.

En el caso de Cádiz, la previsión de su ayuntamiento para este año es recaudar 38,4 millones de euros por los recibos de inmuebles de naturaleza urbana y rústica. El último estudio del consistorio gaditano, presentado en septiembre de 2017, ponía de manifiesto que el parque de viviendas de Cádiz ascendía a 54.795 inmuebles, de las que 5.000, según la concejalía, el 9%, estaban deshabitadas. Una situación que se advierte de manera muy especial en la plaza de San Antonio, los Callejones, San Francisco y Plaza Mina.

La recaudación por la contribución supone el 70% de los ingresos tributarios en Cádiz

El documento de los economistas subraya que el (IBI) es el más importante para las economías municipales, pues de media supone un 28,2% de sus ingresos, siendo «el tributo que ha sostenido buena parte de su financiación en la travesía de la crisis». En el caso de Cádiz, su recaudación supone el 70% de los ingresos tributarios de la hacienda local. De esta forma, Madrid es la ciudad española que más ingresa por IBI, con una recaudación prevista de 428,9 euros por habitante para 2018. Le siguen Castellón, con 419,8 euros, y León, con 407,3 euros. Sin embargo, la capital de provincia que cobra el IBI más alto es Tarragona, que aplica una tasa para viviendas urbanas del 0,953% y recauda 398,7 euros por habitante, frente al gravamen del 0,51% que aplica Madrid. Le siguen de cerca Lleida, con el 0,943% y Gerona, con el 0,907% mientras que Barcelona rebaja la cuota al 0,75%, detalla el informe.

Población y tamaño

El peso relativo del IBI también oscila en función de cada municipio, sumando el 78,4% de los ingresos de Ciudad Real pero solo un 46,9% de la recaudación de Vitoria, por ejemplo, por ilustrar con los dos ejemplos más extremos.

El IBI es uno de los tres tributos obligatorios para los ayuntamientos, junto al Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), que aporta el 3,1% de los ingresos a 40 euros por habitante, y el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que suma unos 47 euros por ciudadano y el 4,7% de ingresos.

En relación con estos tributos, el consistorio gaditano tiene previsto recaudar este año por el impuesto de Actividades Económicas 5,3 millones de euros, que representa el 9,8% de los ingresos en las arcas locales. Igual que el IBI, Cádiz se sitúa entre las 15 capitales de provincias con el IAE más alto, ya que representa una media de 45,3 euros por habitante.

Por lo que respecta al impuesto de Circulación, la previsión recaudatoria es de 4,8 millones de euros, que equivalen al 8,8% de los ingresos municipales. En este caso, Cádiz se salva y figura en los puestos más bajos de la tasa andaluza con 40,9 euros de media por habitante.

En cuanto al impuesto de obras, el consistorio gaditano prevé recaudar 1,9 millones de euros, que representa el 3,6% de los ingresos. Equivale a un desembolso medio de 16,9 euros por habitante.

Esta radiografía fiscal también puede advertirse en el informe de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC) sobre los Tributos Locales, que en siembre de 2016 cumplió veinte años. Desde la patronal se ha hecho siempre un llamamiento en favor de una política impositiva de contención por parte de los ayuntamientos, junto a otro tipo de estímulos a la generación de actividad empresarial y empleo.

.