Magistrados y fiscales, en la puerta de la Audiencia Provincial.
Magistrados y fiscales, en la puerta de la Audiencia Provincial. - LA VOZ
TRIBUNALES

Seguimiento masivo en Cádiz de la huelga de jueces y fiscales

Más de 80 magistrados de la provincia secundan el paro además de 53 fiscales, para pedir una mayor independencia y mejoras materiales y personales

Actualizado:

Seguimiento masivo de la huelga de jueces y fiscales en la provincia de Cádiz. Más de 80 magistrados y 53 fiscales colgaron este lunes su toga para apoyar los paros que se secundaron por todo el territorio nacional para reclamar una mayor independencia judicial y más medios, tanto materiales como personales, con el fin de poder desempeñar con profesionalidad y rigor su trabajo.

En la Audiencia Provincial de Cádiz la convocatoria contó con la imagen de todos sus magistrados y fiscales en las puertas de la Cuesta de las Calesas. La convocatoria además tuvo especial seguimiento en los juzgados de lo Mercantil. Y también su eco, aunque en una menor medida, en los juzgados de Instancia, Instrucción, Contencioso-Administrativo, Violencia de género y lo Social. Se cumplieron los servicios mínimos tal y como exige la ley para no causar prejuicios irreparables.

En cuanto a los fiscales, destacar que Cádiz ha sido la capital de provincia donde mayor impacto ha tenido la huelga de toda España. La han secundado 53 de 75 fiscales de toda la provincia y Ceuta.

A la una de la tarde los magistrados y fiscales de la Audiencia leían un comunicado a las puertas de la sede judicial. Según expresaron, sus reclamaciones pasan por diversos aspectos que repercuten tanto en su trabajo diario como en la garantía de la salvaguarda del derecho para los ciudadanos.

Entre dichas reivindicaciones, los fiscales piden que se derogue el artículo 324 de la Ley de enjuiciamiento criminal, que impuso el Gobierno del PP en 2015. Dicho artículo impone que haya un plazo limitado para instruir las causas criminales, que como regla general es de seis meses, a veces prorrogables. «No se deben poner plazos de instrucción sin aumento de medios personales y materiales. Y es un peligro que venza un plazo sin terminar la instrucción, porque hay que archivar el asunto», advierten. «Ya se han dado casos de archivo por vencimiento en toda España, incluso en casos de corrupción política», lamentan.

Además avisan de la «evidente» falta de medios materiales y personales para poder afrontar la carga de trabajo que tienen a diario sobre la mesa. En cuanto a las mejores salariales, los fiscales lamentan que desde que se les rebajó el sueldo hace cuatro años ya no han recuperado su salario. Denuncian que el ministerio de Justica lleva 15 años sin convocar la mesa de retribuciones, que es el lugar donde pueden defender esas reclamaciones. «Hay jueces y fiscales que están ocho días seguidos de guardia y cobran por ello menos de 200 euros».

Los profesionales de la Justicia quieren además que exista un Consejo del Poder Judicial (CGPJ) «realmente independiente» y que su dirección no pase por nombramientos políticos a dedo que puedan enturbiar la verdadera libertad con la que tienen que ejercer su profesión. Creen firmemente que el poder legislativo no debe inmiscuirse en el judicial y que no sean los partidos políticos quienes elijan a sus responsables, como ha ocurrido recientemente con el nombramiento del inminente presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo. En su opinión deben ser los propios profesionales lo que decidan quiénes deben ser sus representantes de acuerdo a criterios puramente profesionales.