Los infantes de Marina que desplegarán en Mali en enero se adiestran en el Retín con los vehículos que usarán en el país africano. - ANTONIO VÁZQUEZ
TERCIO DE ARMADA

Así se prepara el Tercio de Armada para su despliegue en Mali

Está previsto que en el mes de enero unos 60 infantes de Marina del acuartelamiento de San Fernando se incorporen a la misión de la Unión Europea

BarbateActualizado:

Los blindados se mueven lentamente por el campo de adiestramiento del Retín. Los infantes de Marina los prueban, se montan en ellos, verifican las comunicaciones. Acaban de recibir estos vehículos MRAP (’Mine Resistant Ambush Protected’ o Resistentes a las Minas y Protegidos contra Emboscadas), procedentes de unidades del Ejército de Tierra en Asturias y Madrid, para que se adapten a su manejo.

Llevan un año preparándose para desplegar en cualquier momento con el batallón de alta disponibilidad, pero ahora, estos 60 hombres ven mucho más cerca cómo llega el día de «hacer el petate» y poner rumbo a Mali el próximo mes de enero. Allí permanecerán seis meses, cumpliendo una misión clara, proteger a los equipos de instructores de la Unión Europea que forman a las Fuerzas Armadas malienses, con el objetivo de que éstas puedan conducir las operaciones militares necesarias para recuperar la integridad territorial del país y neutralizar la amenaza de los grupos terroristas que operan en la zona. Es decir, proporcionar la seguridad y protección necesarias para que la labor de adiestramiento de los militares africanos pueda llevarse a cabo.

Adiestramiento teórico y práctico

Todos ellos pertenecen al Segundo Batallón de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada (TEAR). Dos secciones que se integrarán en la compañía de protección a los equipos de instructores de la operación EUTM-Mali y que, actualmente, se encuentran en una primera fase de preparación y adiestramiento de cara a la misión.

«Estos primeros pasos se dirigen fundamentalmente al adiestramiento individual, conociendo cada infante de Marina la labor específica encomendada dentro del equipo. Las próximas fases se centrarán en el adiestramiento colectivo a nivel táctico, con el objetivo de lograr una solida cohesión de las secciones que van a desplegar y trabajar juntas», explican a LA VOZ fuentes del Tercio de Armada.

Los militares del Tercio de Armada desplegarán en enero junto con una sección de La Legión