PROVINCIA

El SUP pide «que impere la cordura» ante la posible salida forzosa de una decena de policías de Cádiz

El sindicato advierte que la Brigada de Seguridad Ciudadana quedará «gravemente afectada» si se les extingue la comisión de servicios el próximo 31 de enero como ha ordenado Interior

Actualizado:

Continúa la preocupación de los sindicatos sobre la posible salida forzosa de un importante dotación de agentes de la Comisaría Provincial de Cádiz tras la decisión del actual Ministerio del Interior de no renovarles la comisión de servicios que vienen realizando en dicha jefatura. El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) ha querido denunciar a través de un comunicado esta situación y ha advertido que si se les cesa «se verán afectados los servicios de Seguridad Ciudadana de la ciudad de Cádiz».

«Llevamos exponiendo y elevando escritos hace semanas a diferentes instancias del Ministerio del Interior y de la Dirección General de la Policía, sobre la incongruencia que pretenden hacer en la comisaría provincial de Cádiz, dejando sin efecto el refuerzo vital de nueve policías que prestan servicio en la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana». Como ya informó este periódico, esos agentes que desarrollan su labor en la Sala del 091 más otros tantos que están comisionados en otros servicios -una veintena en total-, tendrán que dejar la Comisaría el próximo 31 de enero, cuando expira el plazo dado por el Ministerio si no se les renueva antes.

Para el SUP, si esto sucede, la Brigada de Seguridad Ciudadana quedará «gravemente afectada y por ende la seguridad de la ciudadanía de Cádiz». Según el sindicato se han mantenido reuniones con el subdelegado del Gobierno en Cádiz y con el comisario provincial, así como también son conocedores de esta situación diferentes partidos políticos con representación parlamentaria. «Todos coinciden con nuestra opinión», aseguran.

El pasado día 10 se trató dicho tema con la secretaria de Estado de Seguridad y con el director del adjunto operativo (DAO) exponiéndoles las razones por las que la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana no puede prescindir de estos policías cuando, advierte el sindicato, «la situación no ha cambiado» y continúan persistiendo las mismas causas por las que se efectuó dicho refuerzo policial. Estas son según el SUP: la «alarmante carencia» de recursos humanos, la inexistencia de los calabozos en las dependencias de Cádiz, lo que origina tener que trasladar a las personas detenidas a la comisaria de la localidad de San Fernando, sin olvidarse de la dispersión de órganos judiciales que hay en Cádiz, y la presión migratoria, que obliga a más traslados y también a la custodia de inmigrantes en el Centro Temporal de Extranjeros (CATE) de San Roque.

Desde este sindicato policial esperan que «impere la cordura en el Ministerio del Interior y en la Dirección Adjunta Operativa, que dejen de poner excusas ilógicas, como mezclar este refuerzo policial en Cádiz con la Operación Paso del Estrecho, la cual nada tiene que ver». Además le recuerdan que la OPE se desarrolla en Algeciras y Tarifa, es decir a una hora y media de carretera, 125 kilómetros. Por tanto, piden que se tome «la opción acertada que no es otra que la que propone el SUP: que estas diez atribuciones temporales de funciones (ATF), se amplíen hasta la resolución del próximo (Concurso General Meritos) y que en éste se convoquen estas diez plazas para que la Brigada de Seguridad Ciudadana no se resienta.

Por su parte, desde la Subdelegación del Gobierno se manifestó hace unos días a este periódico que «conscientes de esta preocupación» están trabajando para mantener el servicio. «No se puede reducir la plantilla dejando los dos servicios sin atender, al menos hasta que se cubran de manera definitiva a través de los concursos de méritos», aseguran.