ESPAÑA

Jusapol muestra su «frontal rechazo» al acuerdo sobre la equiparación de Gobierno y sindicatos

Según el colectivo no se ha alcanzado la equiparación sino una subida de sueldo y lamentan no haberse sentido representados ni escuchados

Actualizado:

El pasado 6 de marzo los sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles aceptaron el acuerdo puesto encima de la mesa por el Ministerio del Interior para conseguir, de aquí a 2020, la equiparación salarial con las policías autonómicas. La aceptación no ha estado exenta de polémica.

Según ha querido manifestar el colectivo Jusapol (Justicia Salarial Policial) a través de un comunicado porque «tanto ASP (Alternativa Sindical de Policía) como IGC (Independientes de la Guardia Civil) fueron expulsados por el Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, en la reunión mantenida con los representantes de ambos cuerpos, aludiendo a que ambos sindicatos se habían decantado por rechazar dicho acuerdo», según indican.

Por otro lado, continúan, «son miles los agentes que han manifestado en las redes sociales y a través de otros medios su frontal rechazo a la aceptación de ese acuerdo, pues en la opinión de ellos éste no responde a una equiparación real con los agentes autonómicos, pues no se han tocado temas esenciales como las horas extras, los juicios y lo más importante para ellos, su jubilación».

Para Jusapol, «no pueden entender, los agentes, que sus representantes sindicales hayan podido aceptar un acuerdo de equiparación que no equipara, sino que simplemente es una subida de sueldo. Los policías y guardias civiles han inundado Twitter, Facebook y otras plataformas con mensajes de frustración tras comprobar que ni siquiera han podido ejercer su derecho al voto, como en un principio estaba previsto, para decidir si estaban de acuerdo o no con las cifras que ofrecía el Ministerio. Un supuesto hackeo de la web, anunciado por los sindicatos y asociaciones, ha impedido que esta decisión democrática se convierta en una decisión unilateral que no se ha parado a escuchar el grito unánime de los agentes. Los pocos agentes que pudieron votar comprobaron que el no ganaba por goleada», explica el colectivo.

Desde la plataforma Jusapol no entienden que se firme un acuerdo «sin contar con la opinión de los agentes, y menos con tanta prisa después de décadas donde la brecha salarial con los agentes autonómicos no ha hecho sino aumentar». «No hubiera pasado nada por esperar una semana y saber qué opinaban los agentes de una supuesta equiparación que los mismos sindicatos y asociaciones ya han calificado de No Equiparación, sino de subida de sueldo. Y lo más triste de todo esto es saber que se le ha dado la espalda a aquéllos que han hecho posible este avance sin precedentes, a través de sus manifestaciones, concentraciones, campañas de concienciación de Twitter, reuniones con colectivos, responsables políticos, aprobaciones en plenos municipales, y un largo etcétera de acciones, sufragadas por los bolsillos de los propios agentes y que han marcado un antes y un después en los colectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil».

Y desde Jusapol se plantean en su comunicado el porqué, «¿qué mueve a los sindicatos y asociaciones a firmar algo que provoca la indignación de quienes representan?. ¿Qué prisa existía o quién imponía esa urgencia si llevamos 30 años reclamando algo que es de justicia?. ¿Por qué firmar un acuerdo con un Gobierno que se verá obligado próximamente a negociar unos Presupuestos Generales con partidos como Ciudadanos que han exigido para su aprobación una equiparación real? ¿Qué motivaciones mueve a un sindicato o asociación a dar su visto buena a un acuerdo que hará mella inmediatamente en el número de afiliados (como así se está comprobando estos días)?».

Bajas de afiliados en Cádiz

Según la delegación de Jusapol en Cádiz, en esta provincia «se ha superado el medio millar de bajas de afiliados a sindicatos de la Policía Nacional. Todas esas preguntas sin resolver nos llevan a pensar que algo huele mal, que a los policías y guardias civiles, víctimas de todo esto, junto con sus familias, se les está escondiendo algo».

«No nos conformamos con este acuerdo por una simple y llana razón. No nos consideramos más que un mosso, que un ertzaina, pero tampoco menos. Si Albert, Joan o Gorka merecen jubilarse con el 100% de su sueldo, por qué no Antonio, Carmen o Rodrigo. No hay explicación posible al hecho de que un Mosso vaya a seguir cobrando un 30 o 40% más en sus horas extras que un Policía Nacional o Guardia Civil. No es de justicia que un agente estatal acuda a un juicio fuera de sus horas de trabajo costeándoselo de su bolsillo mientras a un policía autonómico se le da la oportunidad de recibir una compensación. Esos fueron los motivos que nos llevaron a echarnos a la calle. Con dignidad, solidaridad y justicia. Y como dice nuestro hashtag principal, hasta la #EquiparacionYa».

Según concluyen en el comunicado que firma Jusapol, «los policías nacionales y guardias civiles nos sentimos mercancía. Vendidos por nuestros propios representantes, aquéllos que deben velar por el bienestar de todos nosotros. No decaeremos en nuestro empeño, más allá de los obstáculos, exactamente igual que jamás nos rendiremos en la defensa de las leyes, la Constitución y los derechos de todos los que en España conviven».