Reservas hídricas

Los embalses de Cádiz se encuentran un 25 por ciento más llenos que hace un año

Guadalcacín es que cuenta con mayor agua embalsada actualmente

CádizActualizado:

Los embalses de la provincia de Cádiz se encuentran al 65,5 por ciento, lo que supone un 25,29 por ciento más con respecto al mes de enero del pasado año, cuando presentaban un 40,21 por ciento de su capacidad. Así, actualmente cuentan con 1.192,68 hectómetros cúbicos de agua embalsada sobre una capacidad total de 1.820 hectómetros cúbicos, sobre los 732,21 que presentaban hace un año.

Según los datos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el que cuenta con mayor agua embalsada actualmente es el embalse de Guadalcacín, 490,53 hectómetros cúbicos sobre un total de 800,3 de capacidad, estando al 61,29 por ciento. Por su parte, el embalse de Zahara-El Gastor cuenta con 169,80 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone un 76,25 por ciento.

El embalse de los Hurones, uno de los más emblemáticos de la provincia, se encuentra al 62,29 por ciento, con 84,28 hectómetros cúbicos de los 135,30 que tiene en total, casi un 50 por ciento más con respecto a enero del pasado año, cuando presentaba un 38,56 por ciento de su capacidad.

En cuanto a la zona del Campo de Gibraltar, el embalse de Guadarranque se encuentra actualmente al 79,45 por ciento --al 43,17 por ciento estaba hace un año--, con 69,68 hectómetros cúbicos de agua embalsada, mientras que el embalse de Charco Redondo se encuentra al 68,92 por ciento, con 56,24 hectómetros cúbicos de agua.

Así, todos los embalses de la provincia se encuentran por encima del 60 por ciento de su capacidad, con dos de ellos --Guadarranque y Zahara-El Gastor-- por encima del 70 por ciento y el de Arcos por encima del 90 por ciento.

Cabe recordar que según pronosticó la Agencia Estatal de Meteorología, el invierno, que comenzó el 21 de diciembre, podría ser más lluvioso de lo normal, con precipitaciones por encima de la media en la Península y Baleares, y normal en cuanto a temperaturas, tras un otoño húmedo y muy cálido.