El desarrollo laboral que ha experimentado Cádiz en los dos últimos años se ha enfriado
El desarrollo laboral que ha experimentado Cádiz en los dos últimos años se ha enfriado - LA VOZ
ENCUESTA DE COYUNTURA ECONÓMICA

La economía gaditana pisa el freno y afronta con incertidumbre 2019

Los economistas perciben un estancamiento de la evolución económica de la provincia en el año 2018 y un escenario de inseguridad para este ejercicio

El desarrollo sociolaboral sufre un revés después de tres años de creación de empleo

CÁDIZActualizado:

Los últimos datos de desempleo han dado la voz de alarma en Cádiz. La economía provincial rebaja su ritmo de crecimiento. El paro en 2018, concretamente a partir del segundo semestre, ha sufrido un ligero revés con respecto a 2017 y arrancamos 2019 con una subida. Entre enero de 2017 y enero de 2018 el desempleo bajó en 12.384 personas, mientras que entre enero de 2018 y enero de 2019 el paro se ha recortado solo en 4.371 personas.

El Colegio de Economistas de Cádiz advierte de la situación. Los responsables de este colegio profesional señalan que la evolución de la economía provincial sigue siendo positiva en 2018 pero con un ritmo de crecimiento menor al del ejercicio anterior. Además, las perspectivas que perciben los economistas gaditanos indican que la evolución económica positiva que la provincia venía experimentando desde 2015 se ha estancado y que una serie de factores presentan un escenario de cambio de tendencia para 2019.

Concretamente, según los datos recabados de 2018, el 70% de los encuestados consideran que la economía de la provincia se encuentra en un proceso de desaceleración frente al 30% que no cree que dicha desaceleración se esté produciendo. Asimismo, aumenta la percepción de disminución del crecimiento a medio y corto plazo respecto a las estimaciones de ejercicio anteriores.

Estas son algunas de las conclusiones de la encuesta sobre coyuntura económica provincial que ha elaborado el Colegio de Economistas de Cádiz sobre la percepción de la evolución económica de la provincia durante el ejercicio 2018. Encuesta que hace hincapié en las consecuencias que para la provincia de Cádiz tendrá la salida del Reino Unido de la Unión Europea además de considerar la evolución de diferentes magnitudes económicas desde el segundo semestre de 2018.

El Colegio de Economistas realiza sondeos semestrales que recogen las opiniones de sus colegiados desde un plano profesional e independiente y que, en época de incertidumbre, sirve para arrojar luz sobre cuestiones de interés y preocupación para los ciudadanos.

En comparación con los valores interanuales obtenidos desde 2015, la situación económica personal, que mostraba una continua evolución positiva, se ha ralentizado y la mitad de los encuestados consideran que es peor que la de 2017.

En cuanto a la situación económica de la provincia, aunque se consolida la tendencia al crecimiento, ha bajado su intensidad en este último año. Como dato significativo, si en 2017 el 52% de los encuestados valoraban la situación económica de la provincia como mejor que el ejercicio anterior, este porcentaje ha bajado al 19% en 2018. De hecho, si en 2017 el 6% percibía que la situación económica había empeorado, el porcentaje sube hasta el 14% en 2018. Otro dato que incide en esa percepción es el aumento del porcentaje de valoración de suspenso, un 46% con respecto al 36% del año anterior.

Los efectos del Brexit

La salida del Reino Unido de la Unión Europea tiene efectos de especial incidencia en la provincia de Cádiz y más concretamente en el Campo de Gibraltar, dada la intensidad de las relaciones económicas con la colonia británica.

Preguntados los colegiados por este asunto, el 72% opina que el Brexit acarreará consecuencias negativas o muy negativas en la provincia de Cádiz. Por sectores o actividades, los encuestados consideran que tendrá un impacto negativo en: turismo, transporte, emigración al Reino Unido, compraventa de inmuebles, la banca, inversiones británicas, exportaciones y en los vinos de Jerez.

En cuanto a las consecuencias directas sobre el área geográfica del Campo de Gibraltar, la gran mayoría considera que éstas serán de gran calado. Los economistas consideran que serán muy visibles en: reducción del nivel de intercambios con España, restricciones al paso fronterizo y disminución del turismo y de la actividad financiera.

Como dato destacable, el 38% de los encuestados creen que la UE incluirá a Gibraltar en el listado de paraísos fiscales, lo que supondrá la intensificación de la vigilancia sobre las relaciones comerciales y financieras, que dificultarán los posibles intercambios económicos entre Gibraltar y Cádiz.

Llega la ralentización

El 35% de los encuestados considera que, si bien las exportaciones y la demanda turística han crecido en los últimos años, la demanda externa se ha estancado durante el año pasado.

En cuanto a la demanda interna, el 47% de los participantes considera que no ha crecido en el último año y el 12% estima que ha disminuido, con lo que los datos sugieren un agotamiento de la demanda interna como motor de crecimiento de nuestra economía.

La tercera variable que influye en la ralentización, y con consecuencias futuras para el crecimiento, es la expansión del crédito. El 76% de los participantes en la encuesta considera que el nivel de endeudamiento de familias y empresas ha crecido en el último año.

Sobre la evolución de la producción, el 65% piensa que se ha estancado y el 17% que se ha reducido, lo que indica un cambio de tendencia con respecto al ciclo de los últimos cuatro años.

Finalmente cabe destacar que, si bien la mayoría de los economistas consultados creen que estamos en un proceso de desaceleración, algo más de la mitad (55%) considera que se trata de algo coyuntural frente al 45% que cree que los datos anuncian una recesión económica.