SUCESOS

Alertan de posibles casos de tuberculosis y sarna entre los migrantes llegados a los calabozos de San Fernando

El sindicato ARP pide que se aísle a estas personas en un centro médico y sea personal sanitario quienes les atiendan, «debido al riesgo que supone para los agentes». La Junta niega que se haya activado la alerta sanitaria

Actualizado:

El sindicato Agrupación Reformista de Policías (ARP) ha denunciado que en los calabozos de San Fernando, donde se están trasladando algunos de los inmigrantes llegados en patera en las últimas horas, se han detectado dos posibles casos de tuberculosis y sarna. Según han informado, estas dos personas, han necesitado asistencia médica en el hospital de San Carlos.

Por su parte, la Junta ha emitido un comunicado para asegurar que «en los últimos días no ha habido ningún caso trasladado al Hospital San Carlos desde la comisaría de San Fernando que haya obligado a activar la Red de Alerta del sistema sanitario». Aún así sí existen partes médicos que acreditan dichas dolencias y que el tratamiento indicado lo inició en su país de origen, Marruecos. Por estos hechos se ha puesto a esa persona en aislamiento, un protocolo que se suele activar a los detenidos en caso de enfermedad contagiosa.

Ante estos hechos, ARP ha solicitado que «se aísle a estas personas en un centro médico, y se atiendan por personal sanitario, debido al riesgo que supone para los funcionarios este tipo de enfermedades altamente contagiosas».

Igualmente, aseguran que hace unos días en la comisaría de El Puerto también se recepcionó a un inmigrante que tenía fiebre. Según indican los servicios médicos requeridos «se negaron a entrar a los calabozos» y además, «desaconsejaron» a los policías que tuvieran contacto directo con esta persona. «Ni tenemos formación para ello ni debemos jugar un papel que no corresponde en la Policía», afirma el sindicato.

Como ya han denunciado las fuerzas sindicales en reiteradas ocasiones, la comisaría de San Fernando viene desde agosto de 2016 acogiendo en sus calabozos a los detenidos de la Comisaría Provincial de Cádiz, tras el cierre de la jefatura de la Avenida por estado ruinoso y el traslado al Pirulí. Como lamentan, esta circunstancia que se alarga en el tiempo «esta suponiendo un caos en los servicios de Seguridad Ciudadana en la ciudad de San Fernando. Los calabazos permanecen casi todos los días ocupados por inmigrantes procedentes de las pateras que arriban a las costas, y como es lógico, carecen de ventanas al exterior, motivo por el cual el aire se concentra de forma que se hace totalmente irrespirable. No existen extractores con un potencial suficiente para eliminar la contaminación existente», advierten.

Tras haber puesto en conocimiento esta problemática a los mandos responsables, el sindicato ARP ha emitido un comunicado público. «Estamos informando a las autoridades policiales que ante este nuevo caso de personas infectadas por tuberculosis, nos veremos obligados a denunciar en los Servicios de Sanidad de la Junta de Andalucía, para la comprobación del estado de los calabozos y la estancia de estas personas que desde su lugar de procedencia portan unas enfermedades que son necesarias se atiendan en centros sanitarios y no por policías carentes en la mayoría de los casos de vacunas, jabón desinfectantes y otros elementos útiles para protegerse de posibles contagios».

Y añaden: «La vestimenta de estas personas debe ser lavada con agua caliente en un centro apropiado, en el caso de la sarna, cosa imposible de atender en un centro policial, limitado a unos barrotes de hierro, como celdas, donde se custodia a personas privadas de libertad en calidad de detenidos que en ningún caso comporta mas medidas que la custodia de éstos mediante protocolos distintos al que se establece para este tipo de enfermos contagiosos».