Agentes de la Policía Nacional trasladan a uno de los inmigrantes que han sido acogidos a su llegada en el pabellón de Algeciras
Agentes de la Policía Nacional trasladan a uno de los inmigrantes que han sido acogidos a su llegada en el pabellón de Algeciras - Sergio Rodríguez
Algeciras

«Caos e improvisación» con los inmigrantes en el pabellón de Algeciras

La Policía Nacional desaloja a los voluntarios del recinto tras un incidente por la falta de colchonetas

AlgecirasActualizado:

Las ONG denuncian las condiciones en que se encuentran alrededor de 300 inmigrantes en el pabellón que el Ayuntamiento de Algeciras ha cedido ante la oleada de personas llegadas durante el fin de semana en pateras a través del Estrecho de Gibraltar. También hablan de improvisación y de falta de coordinación para atenderlos.

La situación, según fuentes policiales, era la siguiente en la mañana de ayer: 297 inmigrantes en el pabellón de Algeciras; 137 en la comisaría también de Algeciras; 45 en el CIE de Tarifa y 25 en el CIE de Algeciras.

Los voluntarios que colaboraban para atender a estas personas fueron desalojados el domingo por la noche por parte de la Policía Nacional, que controla el recinto.

Según explicó la Plataforma Pro Derechos Humanos de Andalucía (PDHA), un rifi-rafe por unas colchonetas originó un pequeño altercado y los voluntarios fueron desalojados del pabellón. «No había colchonetas para todos y alguien entregó una. Fue entonces cuando otros inmigrantes dijeron que también querían. No había colchonetas suficientes para todos. La Policía Nacional ordenó desalojar de voluntarios del pabellón y desde entonces no podemos entrar», indicó Andrés de la Peña, delegado de esta plataforma en el Campo de Gibraltar.

Los voluntarios se han organizado para conseguir ropa y mantas para estas personas, ya que las ONG sostienen que no hay suficientes. La parroquia de Pescadores se ha convertido en el punto de recogida de dicho material, si bien desde PHDA se aseguraba ayer que no sabían si iban a dejarles entregar estos artículos a los inmigrantes confinados en dicho pabellón, situado en la populosa barriada algecireña del Saladillo. «No sabemos cuántos inmigrantes hay y en qué condiciones. Estamos preocupados», apuntó. 

Altercado entre inmigrantes

Pero es que además, el domingo por la noche hubo un altercado entre algunos de los inmigrantes, ya que en dicho centro están confinados marroquíes y subsaharianos, así como menores que han llegado acompañados y adultos.

PDHA añadió que como ya ha venido denunciando en las últimas semanas, es fundamental contar con un protocolo de actuación «porque aunque el centro único anunciado por el Gobierno aún no ha abierto, debe haber un sitio con colchonetas, agua, alimentos y mantas para cuando lleguen estas personas. Si están retenidas, el Estado debe correr con todo para prestarles una atención digna. Lo que no puede ser es que el sábado ni había mantas, ni agua ni colchonetas suficientes. La improvisación y la descoordinación están siendo importantes».

Desde Algeciras Acoge se coincide en esta crítica. Jesús Mancilla, vicepresidente de esta organización, definió el pabellón de Algeciras como un «calabozo gigante donde tienen a estas personas detenidas bajo la disposición del Ministerio del Interior, que está obligado en estos casos a suministrar los productos de primera necesidad».

«Cierto orden dentro del caos»

Fuentes policiales con las que habló este diario aseguraron que los voluntarios sí pueden entrar al pabellón pero dentro de un orden y para asistir a estas personas. Asimismo, se aseguró que los inmigrantes están siendo atendidos bien y reciben el apoyo social y psicológico que precisan de manos de ONG como Cruz Roja o Acnur. Eso sí, dichas fuentes reconocen el colapso existente, el desbordamiento por la llegada masiva de inmigrantes este fin de semana y aseguran que en dicho pabellón existe «cierto orden dentro del caos».

A última hora de la tarde de ayer, Salvamento Marítimo rescataba a otros 52 inmigrantes en dos pateras cuando intentaban cruzar el Estrecho.