Upcycling the Oceans

65 barcos extraen 2.500 kilos de basura de aguas de Sanlúcar, Barbate, Chipiona y el Puerto de Santa María

El proyecto de las fundaciones Ecoalf y Ecoembes, 'Upcycling the Oceans' intenta atajar el problema de la acumulación de residuos en los fondos marinos

Actualizado:

La Fundación Ecoalf y Ecoembes, la organización medioambiental que coordina el reciclaje de envases en España, han conseguido extraer 2.500 kilogramos de basura de los fondos marinos andaluces durante el pasado año 2018.

Según han informado este martes en una nota conjunta, la Fundación Ecoalf y Ecoembes han completado esta tarea en el marco del proyecto 'Upcycling the Oceans', puesto en marcha por estas entidades para atajar el problema de la acumulación de residuos en los fondos marinos.

En concreto, el citado proyecto persigue un doble objetivo, que es el de recuperar los residuos marinos del fondo de mares y océanos con el fin de transformarlos en materia prima útil para otros sectores --en concreto, convertirlos en hilo de primera calidad que sirva para fabricar tejidos--, y «concienciar a los ciudadanos de la gravedad del problema de abandonar basura en los entornos naturales».

La actuación de 'Upcycling the Oceans' en la comunidad andaluza durante 2018 ha estado presente en los puertos de Sanlúcar de Barrameda, Barbate, Chipiona y el Puerto de Santa María (Cádiz), mediante la colaboración de 310 pescadores al frente de 65 barcos de arrastre que han conseguido liberar los fondos marinos de 2.500 kilogramos de basura.

La directora de comunicación de Ecoembes, Nieves Rey, ha manifestado que "el mar es para Andalucía uno de sus más preciados tesoros, por eso no podemos ser indiferentes ante un problema tan grave como el de la basura marina, hay que recuperar y reciclar esos residuos que nunca debieron acabar en el mar".

Además, ha querido agradecer el "compromiso" de los pescadores andaluces con el proyecto. "Para nosotros, ellos son los auténticos héroes del mar, son el motor y el corazón de 'Upcycling the Oceans'", ha manifestado Nieves Rey.

Por su parte, el presidente y fundador de la Fundación Ecoalf, Javier Goyeneche, ha afirmado que "estamos muy contentos con la evolución que ha tenido el proyecto en estos años".

"En 2015, arrancamos en nueve puertos, y a día de hoy, gracias al compromiso del sector pesquero, tenemos una red consolidada de casi 40 puertos en España que hasta ahora ha recuperado más de 330 toneladas de basura del fondo del mar", ha abundado, al tiempo que ha detallado que "nuestro objetivo no es sólo extraer la basura que está destrozando los ecosistemas marinos, sino demostrar que es posible darles una segunda vida convirtiéndolos en productos de alta calidad y duraderos".

Además, el proyecto pretende "sensibilizar sobre el problema de la basura marina", y, en ese sentido, "los pescadores españoles se han convertido en un referente a nivel mundial del compromiso voluntario con el océano".

Según explican desde Ecoembes y la Fundación Ecoalf, se calcula que, anualmente, ocho millones de toneladas de plástico llegan al mar y el 75% terminan en su fondo, provocando "graves consecuencias" en los ecosistemas marinos, un problema que "se agrava con el hecho de que el 80% de la contaminación marina provenga del entorno terrestre, y en su gran mayoría, de residuos abandonados por los seres humanos".

Para combatir estas "desoladoras" cifras, 'Upcycling the Oceans' ha diseñado un "eficiente" ciclo de reciclaje que comienza con la labor de los pescadores. En su trabajo diario, ellos se ocupan de guardar los residuos que se encuentran en las redes para, una vez que llegan a puerto, depositarlos en los contenedores que el proyecto les proporciona.

A partir de ahí, el camino que siguen los residuos marinos es el de transporte, clasificación y reciclaje. En concreto, el plástico PET se trata para convertirse en granza que permite la elaboración del hilo con el que se fabrican las prendas textiles por parte de la empresa de moda sostenible Ecoalf.

Desde que el proyecto iniciara su actividad en el 2015, Ecoalf ha elaborado prendas de "alta calidad", con las mismas propiedades técnicas y diseño que los productos no reciclados. En el 2018, en concreto, se lanzaron las zapatillas 'Ocean Waste', fabricadas a partir de unas cinco botellas de plástico del fondo del Mediterráneo.