Kase.O, Sidecars, Viva Suecia o Bunbury, fueron algunos de los artistas ilustrados en el Nosinmúsica.
Kase.O, Sidecars, Viva Suecia o Bunbury, fueron algunos de los artistas ilustrados en el Nosinmúsica. - L.V.
CULTURA

Los lápices también bailan al ritmo de la música

Desde hace dos años la AIP de Cádiz se dedica a dibujar los conciertos en directo para fomentar la figura profesional del ilustrador

CÁDIZActualizado:

Al ritmo de la música los lápices, al igual que las personas, también bailan y se mueven disfrutando del ambiente. En los festivales no solo se vive la música en directo, también hay cabida para otro tipo de arte, en este caso el de la ilustración. Cada vez son más los ilustradores que se acercan a esta clase de eventos para fomentar que no solo los músicos son profesionales, también los dibujantes.

Desde hace dos años la Asociación de Ilustradores Profesionales de Cádiz (AIP) acude a festivales de jazz o al Nosinmúsica, este último fue el evento donde LA VOZ descubrió cómo trabajan en directo. Acompañados de un set de lápices, libreta y compañeros del sector se abrían paso entre un público expectante por ver cómo reflejaban lo que sucedía en el escenario del festival gaditano.

A través de las redes sociales, como Twitter, algunos artistas como Sidecars compartieron sus dibujos. Esto es algo positivo «ya que los músicos reconocen este trabajo y se sorprenden al vernos en el foso dibujando tan cerca de ellos», asegura la presidenta de la AIP de Cádiz, Mila Parodi. Estos profesionales del dibujo representan la música de otra manera y reflejan en un papel lo que ellos intrepretan y disfrutan; pero siempre desde la perspectiva del dibujo.

Esta práctica se lleva haciendo en otros países de Europa y en algunas ciudades de España. «Por ejemplo en Andalucía tenemos el caso de Granada, donde hacen conciertos y dibujos en directo también», señala Parodi. A raíz de esto, la AIP está intentando fomentar la ilustración en la provincia de Cádiz; mostrando todo lo que implica las artes plásticas pero en otro formato que no sea sentado en una oficina o en un taller.

Otro de los motivos de la AIP era darle visibilidad al trabajo del ilustrador mostrando que existen disciplinas que están relacionadas, como es el caso de la música y el dibujo. «Siguiendo la línea que estaban haciendo los compañeros de Sevilla, de la Asociación Garabattage, propusimos hacer lo mismo aquí», resalta Parodi. De esta forma, han intentado estar presente en los festivales cubriendo las noticias de una manera diferente, «no solo con fotografías también con dibujos».

Estos ilustradores no solo se unen en festivales, también están presentes en otras actividades. La presidenta de la AIP explica que en julio estuvieron un evento llamado ‘¿Entonces qué?', una serie de jornadas de puertas abiertas donde se debatía el mundo de la ilustración, el arte y las disciplinas de cómics, editoriales y librerías. «También hicimos talleres para niños, un proyecto de puzzle 3D en el que ilustramos un puzzle en caja y que lo trabajamos en paralelo con los niños del colegio Carlos III».

Entre los proyectos, Mila Parodi adelanta que también quiere adentrarse en la ciencia y para ello harán un evento con los investigadores de ciencias de la UCA para sean conscientes de que la ciencia se puede difundir a través del arte, el dibujo y la ilustración.

De momento la acogida de estas iniciativas está siendo muy buena, no solo por parte de los socios de la AIP, también del público que disfruta del arte en directo. Acudir a festivales o conciertos en directo se ha convertido en una excusa para estos ilustradores para poder reunirse fuera de un taller; «donde el trabjo es mucho más frío y solitario», confiesa Parodi. La gente fotografía sus dibujos, los comparten en redes sociales y valoran el trabajo profesional que realizan los ilustradores en este tipo de eventos musicales.