SUCESOS

El detenido por los robos de taxis en Cádiz, otro joven con un amplio historial

El presunto autor, al que se le imputan hasta catorce asaltos, tiene ocho antecedentes. Tras arrestarlo la Policía Nacional el domingo, este lunes era puesto en libertad

Actualizado:

De nuevo la reincidencia vuelve a estar detrás de robos perpetrados en Cádiz. Al detenido por la oleada de asaltos a taxis de la capital gaditana le constan hasta ocho antecedentes tras haber sido arrestado por delitos similares. La Policía Nacional le imputa catorce de los robos denunciados por los taxistas. Este joven de 26 años fue detenido el domingo y ayer, el juzgado en funciones de guardia lo puso en libertad con cargos. Los asaltos comenzaron en enero cuando se produjeron dos, en marzo hubo otro, y siete más en abril, y al parecer siguió también en mayo.

Según fuentes policiales, los robos tenían un mismo 'modus operandi'. Tras vigilar los coches aprovechaba los cambios de turno de conductor de 4 a 6 de la mañana cuando los automóviles se quedaban estacionados vacíos a la espera del próximo taxista. Rompía las ventanillas o forzaba las cerraduras y cogía la recaudación. La cuantía mayor que pudo llevarse oscila los 200 euros. En otras ocasiones no encontraba dinero pero sí ocasionó daños en los coches.

Fruto de las gestiones realizadas por los investigadores del Grupo de Delincuencia Urbana se recabaron indicios incriminatorios que demostraban la participación de este joven en los asaltos. 26 años y residente en Cádiz. Le imputaron hasta 14 de estos robos.

En la tarde del domingo el investigado fue localizado por un indicativo de los Grupos de Atención al Ciudadano, en las inmediaciones de la Plaza de Santo Tomás. Los agentes al tener conocimiento de la requisitoria realizada por los investigadores del citado grupo de la Brigada de Policía Judicial, procedieron a darle el alto y tras ser identificado plenamente fue trasladado hasta dependencias policiales.

Tras pasar a disposición judicial este lunes y aportadas las pruebas, el juzgado de guardia decretaba su libertad con cargos.