CÁDIZ

Ciudadanos pedirá un informe sobre la instalación del alumbrado de Navidad

El grupo municipal denuncia la «falta de previsión» del Ayuntamiento «que tiene a esta fecha la ciudad prácticamente a oscuras»

Actualizado:

El grupo municipal Ciudadanos del Ayuntamiento de Cádiz ha valorado este viernes el retraso en la instalación de las luces de Navidad en la capital gaditana que no estará terminada hasta el próximo día 20, tan solo cuatro antes de la Nochebuena.

Según ha manifestado la edil María Fernández-Trujillo se trata de la «última metedura de pata» del equipo de Gobierno de José María González Santos. «Ya es Navidad y la ciudad está practicamente a oscuras», ha lamentado.

Como ha recordado, el pasado 4 de diciembre el Ayuntamiento anunció «a bombo y platillo que Cádiz iba a lucir mejor que nunca, sin embargo han vuelto a meter la pata». «Echan la culpa al personal técnico del Ayuntamiento pero el contrato se firmó el día 24 de noviembre y ya sabían entonces que se contemplaban cuatro semanas para terminar la instalación», ha añadido la concejal. «Lo que ha pasado es que se ha empezado tarde, otra vez la misma falta de previsión». Ciudadanos además no ve bien que se le eche la culpa a los técnicos, «profesionales que llevan haciendo su trabajo años pero que ahora no tienen a alguien capaz que les dirija».

Para Fernández-Trujillo lo ocurrido es «una prueba más de la incapacidad de gestión» del gobierno de Podemos. «Se ve que han trabajado poco en empresas reales», ha manifestado. Como denuncia lo argumentado por el Ayuntamiento son «excusas» que han ido variando. Como el hecho de que declararan que el proceso electoral les impedía poner las luces antes. A este respecto ha informado que su grupo municipal va a solicitar un informe técnico para ver si realmente existía tal prohibición al comprobar además que en otras ciudades como Málaga o Sevilla por ejemplo, la celebración electoral no ha sido impedimento para adornar las calles. Para Ciudadanos el alumbrado navideño es «un tema imprescindible para fomentar las ventas» por lo que la ausencia de estos exornos es un «grave daño» para la ciudad y los comerciantes.