La Autoridad Portuaria convocará un concurso para la explotación hostelera del faro de Trafalgar

El informe negativo de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar a la modificación del deslinde obliga a archivar el expediente como instalación hotelera

CÁDIZActualizado:

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz convocará un concurso para el otorgamiento de una concesión administrativa para la explotación como centro de interpretación y uso hostelero del faro de Trafalgar.

El consejo de administración del organismo portuario ha aprobado esta propuesta, consecuencia de la aprobación también de la desestimación y archivo de la solicitud de concesión administrativa sobre dicho faro para la puesta en marcha de una instalación hotelera.

Como se recordará, en el año 2015 la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz convocó un concurso público la explotación turística del faro de Trafalgar, acogiéndose al programa presentado por el Ministerio de Fomento llamado “Faros de España”, en el que se persigue poner en valor los espacios ociosos de los faros a través del desarrollo de actividades relacionadas con la hostelería, la cultura y el turismo.

Además de un centro de interpretación, se planteó un uso hostelero y hotelero, de acuerdo con el Ayuntamiento. En junio de 2016 se otorgó la concesión a FLOATEL GMBH condicionada a:

1. La aprobación de la delimitación de la Ribera del Mar en el Tómbolo de Trafalgar

2. La aprobación de los documentos de planeamiento portuario, tanto la Delimitación de Espacios Portuarios, como el Proyecto de Actuación o el Plan Especial de la Zona de Servicio adscrito a la Autoridad Portuaria en el Ayuntamiento de Barbate, que permita uso hotelero, de ocio y volumen de edificación.

3. Al informe favorable de Puertos del Estado

4. El levantamiento por el Consejo de Ministros de la prohibición de instalaciones hoteleras.

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar ha emitido en octubre de 2018 un informe en el que se indica que «no es posible delimitar una línea de ribera del mar diferente a la del deslinde en los terrenos que conforman el asentamiento del faro de Trafalgar», lo que hace inviable la instalación hotelera, obligando a la Autoridad Portuaria a archivar el expediente de FLOATEL y volver a plantear un concurso sin este uso.