Manolo García ofrecerá un concierto acústico este sábado en Chiclana.
Manolo García ofrecerá un concierto acústico este sábado en Chiclana.

Entrevista:Manolo García: «El rato que una persona está grabando con el móvil deja de estar en el concierto»

El músico catalán abre este sábado el Concert Music Festival de Sancti Petri donde presentará los temas de ‘Geometría del rayo’ y éxitos de toda su carrera

CádizActualizado:

El maestro regresa a Cádiz, a Sancti Petri, con un concierto diferente, donde tocará en acústico los temas su último disco ‘Geometría del rayo’ junto a los éxitos de siempre. Las canciones sonarán más armónicas aunque siempre manteniendo su esencia rock. Sin embargo, aunque el concierto promete ser más dulce las palabras de Manolo García siguen siendo reivindicativas porque sigue fiel a su esencia y conserva las mismas ganas de demostrar que la vida hay que vivirla y exprimirla hasta el último trago: «no cumplo años, cumplo sueños», explica cuando se le pregunta por su edad.

El artista aboga por la austeridad, por atesorar los momentos precisos que convierten la vida en irrepetible, frente a la cultura del exceso, desbordada de imágenes y vídeos que vulgarizan lo que podría ser único. García reniega de la perversión de la tecnología y se posiciona. Aquí no vale ser neutral.

En julio del año pasado, estuvo usted en el muelle de Cádiz... Un año después ¿qué tal va la gira y el disco ‘Geometría del rayo’?

Esta gira es diferente porque es acústica, con lo cual las canciones suenan de otro modo. Tantos años de oficio y nunca había hecho nada en acústico Y está muy bien porque te permite matizar más cantando porque lo que tengo enfrente, –oponiéndose a la voz o apoyando mi voz–, no son instrumentos eléctricos que me aprietan demasiado a veces y me obligan a apretar a mí también. Es una experiencia nueva y estoy muy contento con la gira acústica porque está resultando muy bonita. Normalmente, el público empieza sentado y luego, a mitad del concierto, la gente se levanta y se pone a bailar. Y es algo que no solo no me molesta, sino que me gusta.

Aunque el concierto sea diferente, ¿repasará los temas de siempre?

Claro, evidentemente. Hago un repaso bastante exhaustivo porque estoy haciendo un concierto que nunca baja de las dos horas y pico. Así que me da tiempo para repasar canciones antiguas y también para hacer algún guiño a ‘El último de la fila’ pero, en este concierto, todo armonizado diferente.

Es verdad que mis composiciones son melódicas aunque trabaje en modo ‘rock and roll’ pero el formato acústico aún me abre más posibilidades con lo que temas como ‘Pájaros de barro’, ‘El tiempo es perdido’ y ‘San Fernando’ tienen otro aire y el público las canta pero queda sorprendido.

¿Con quién estará sobre el escenario?

Me acompañan siete músicos, entre ellos Juan Carlos García, un gaditano de La Línea con el que llevo trabajando desde los tiempos de ‘El último de la fila’ y que este año se encarga de percusión, coros y algunas canciones de piano. Para esta gira trabajamos con instrumentos acústicos que dan una visión nueva de las canciones. Tenemos guitarras españolas, guitarras acústicas, acordeón, violín, percusión y bandurrias.

Ha incluido una dedicatoria expresa para «aquellos que no pueden vivir sin arte en cualquiera de sus manifestaciones o modalidades, y que no se quieren conformar con la cultura del entretenimiento fácil de nuestro tiempo». ¿Por qué?

Ahora la preocupación es el consumo puro y duro. Lo que le interesa a la economía mundial es que la gente esté alienada, que consuma y compre móviles, tarjetas y que se enganche a internet. Ahora bien, la cultura de verdad, los libros, la pintura y la música les importa un pepino, solo quieren que compremos chirimbolos tecnológicos que valen una pasta y que los cambiemos cada año. No están preocupados por inculcarle a la gente joven el amor por la cultura y el arte auténtico, sincero.

¿Se deberían prohibir los móviles en los conciertos?

Me parece que nos están quitando la vida, nos están deshumanizando y lo peor es que estamos permitiendo que ocurra. La vida no es eso porque la vida no es en dos dimensiones. Claro que un aparato, que la tecnología, te puede ayudar pero no puede convertirse en imprescindible. Por eso, creo que el rato que una persona está grabando con el móvil un concierto deja estar en el concierto. En el momento en el que estás grabando la vida dejas de vivirla. Nuestros móviles acumulan miles de canciones, vídeos y fotos a los que nunca volvemos y, si lo hacemos, es para mirar el instante que pasó, no para vivirlo porque volverás a verlo como espectador.

Por eso, una cosa es hacer una foto puntual para tener un recuerdo y otra, grabar un concierto entero para transmitirlo de manera íntegra en las redes. Esto es un insulto a la artista que se ha jugado la vida en la carretera, que ha instalado luces y torres de sonido; que ha trabajado junto a un equipo para montar un espectáculo en el que trabajan cientos de personas para dar arte y cultura. Es una trampa. Reniego de eso, del exceso frente a la mesura.

El concierto de este sábado, en el Poblado de Sancti Petri, tiene un encanto excepcional por el escenario natural donde se enclava ¿Es urbanita o más de naturaleza?

Soy urbanita obligado pero no convencido. Vivir en lugares sin polución, con poca contaminación y donde la naturaleza está viva es más sano para el animal que somos. Por eso, me parece terrible comprobar que la España rural se está despoblando y me parece pernicioso que todo se esté concentrando en las grandes urbes. La tendencia debería ser buscar el equilibrio sostenible.

Después de tantos años de carrera, discos y conciertos ¿dónde se sigue inspirando?

Las canciones surgen en el día a día normal. Cuando estás de gira, de entrevistas y de promociones las musas están lejos pero acuden de repente cuando estás en un bar tomando un café. Llevar una vida a ras de suelo, es lo que me da nuevas canciones y ganas de vivir.

Llega a Cádiz después de actuar ayer en la localidad cordobesa de Cabra. ¿Se quedará unos días por aquí?

Tengo provincias preferidas en la península ibérica y Cádiz está en mi lista. Tengo algún amigo y conozco unas cuantas poblaciones maravillosas pero en esta ocasión vengo con el tiempo justo porque el miércoles abro una exposición de cuadros.

La primera parte de la gira la cierro en Girona, en Feliu de Guíxols, donde hago dos conciertos y además inauguro una exposición de mi obra plástica. Así que en esta ocasión no va a poder ser, pero me conozco bastante bien la provincia y algunas localidades por puro cariño al paisaje y al paisanaje.