Pantallazo del comentario donde se alegra de la muerte del Guardia Civil de Los Barrios
Pantallazo del comentario donde se alegra de la muerte del Guardia Civil de Los Barrios
Muere un Guardia Civil en Los Barrios

Denunciarán por injurias a un hombre que se alegró de la muerte del agente Fermín Cabezas en Twitter

La Asociación Española de la Guardia Civil denunciará al tuitero José Stanford: «Ahora tú sí que estás callado para toda tu vida, se acabaron tus multas. Adiós, en el infierno te veo», reza el tuit

La Voz
CádizActualizado:

La Asociación Española de la Guardia Civil (AEGC) ha anunciado que va a denunciar ante la Fiscalía al tuitero José Stanford por el comentario que hizo en la red social de Twitter en el que «se alegra» de la muerte del guardia civil de Tráfico Fermín Cabezas, fallecido en Los Barrios, Cádiz, cuando perseguía a unos narcotraficantes.

En un comunicado, la AEGC ha explicado que el motivo de «la alegría» de Stanford por la muerte del compañero es porque en 2012 el agente Cabezas le puso«una simple multa de tráfico y no quiso quitársela». «Cuando me puso la multa por la cara, bien que se puso en medo de la carretera en plan agresivo para que me parara, te hablo de 2012 imagínate, normal que un día te tenía que tocar, te creías Hulk? No siento lástima por ti, en los juzgados no la sentiste cuando mi madre te dijo que me perdonaras que era joven loco y le dijiste cállate. Ahora tú sí que estás callado para toda tu vida, se acabaron tus multas. Adiós, en el infierno te veo», reza el tuit.

El Guardia Civil Fermín Cabezas
El Guardia Civil Fermín Cabezas

Unas palabras que para la Asociación «no pueden quedar impunes» ya que han defendido que en el momento de la multa, el agente «cumplió con su deber, como estaba haciendo este jueves 30 de mayo cuando perseguía el coche de los narcos»". Una actuación que, a su juicio, no justifica que el tuitero «le desee el infierno».

«Son una forma de vejación e injuria contra nuestro compañero vertidas en Twitter por José Stanford a las pocas horas de su muerte. El derecho a la libertad de expresión no puede ni debe amparar estas conductas», manifiesta el comunicado en el que la AEGC ha asegurado que este derecho «tiene límites» como es el respeto a los demás.

Para la Asociación, las «vejaciones e injurias atacan moralmente a las familias de los afectados», en este caso «a la mujer y a la hija» del agente Cabezas, por lo que han insistido que, según el Código Penal, las declaraciones de Stanford son «un delito de injurias graves y de odio, al tratarse además de funcionarios públicos».

Por todo ello, desde la Asociación se pide a la Fiscalía que «investigue» los tuits de Stanford quien «se da cuenta de la posible gravedad de su acto y trata de borrar el tuit, tarde porque el rastro de sus palabras ya estaba documentado» por la Guardia Civil.