El alcalde de la Línea espera un acuerdo «sensato» para el Brexit que incluya los protocolos sobre Gibraltar

La principal preocupación en la Línea, ha dicho, es que el pueblo se acabe «desplomando» al tener viviendo en él gran cantidad de población que se desplaza al peñón para trabajar

CÁDIZ Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El alcalde de La Línea, Juan Franco (La Línea 100x100), ha manifestado que espera que se llegue a un acuerdo «sensato» para el Brexit que «aporte cordura» y que incluya los protocolos acordados entre el Reino Unido y España sobre Gibraltar. «Espero que haya un acuerdo que vaya en la línea del acuerdo de salida con los protocolos sobre Gibraltar y que reine la sensatez y la cordura en esta situación», ha dicho.

Franco ha explicado que la situación que su ciudad «viene arrastrando» tiene que ver con la «gran incertidumbre» sobre el Brexit ahora que el gobierno inglés está teniendo «problemas internos» en el Parlamento. La principal preocupación en la Línea, ha dicho, es que el pueblo se acabe «desplomando» al tener viviendo en él gran cantidad de población que se desplaza al peñón para trabajar y que compran en la ciudad. Por esto, un acuerdo más duro podría «afectar de una forma sensible» al comercio de este territorio.

Los vínculos de la Línea con Gibraltar «son estrechos» y «cotidianos», según ha señalado el regidor en una entrevista en Canal Sur recogida por Europa Press, por lo que la preocupación entre los vecinos es «importante» a pesar de que desde el Gobierno de España se están «haciendo los deberes». «Pero hay una parte que no depende de España, sino de que la Unión Europea y del acuerdo que se está tratando en el Parlamento británico», ha añadido.

El primer edil ha asegurado que hubiera preferido que el Brexit no se hubiera producido nunca porque «bastantes problemas hay ya en el pueblo» como para tener que preocuparse por este tema, sin embargo, espera que se llegue a un acuerdo de salida «sensato» que vaya acompañados por los protocolos que se han firmado sobre Gibraltar y las relaciones futuras de España y Reino Unido en esta materia.

EL GOBIERNO ESPAÑOL «HA HECHO LO QUE TENÍA QUE HACER»

Sobre esto último y las negociaciones sobre el peñón entre Reino Unido y España, Franco ha señalado que el Ejecutivo español «ha hecho lo que tenía que hacer» y lo importante dentro de ese protocolo son los derechos de los trabajadores que están en tránsito entre la Línea y Gibraltar. «Lo que sí echo de menos es que ha habido una preocupación por parte de todo el mundo respecto a Gibraltar pero de la Línea nadie se ha acordado, y eso que seguimos siendo españoles y del territorio de la unión», ha dicho, aunque ha querido señalar que esta es su opinión personal.

La ciudad de la Línea, ha explicado su alcalde, presenta una situación social y económica «complicada» debido al problema de desempleo que acaba generando otros «graves» como el contrabando de tabaco y el narcotráfico. La incidencia en la seguridad y en la represión de esos ilícitos es necesaria, pero a su juicio, es preciso también acatar la cuestión social mejorando la formación de los desempleados y generando alternativas de empleo. «Hay barriadas en riesgo de exclusión social y deben ser objetivo de atención específica para buscar una solución», ha dicho.

Al alcalde, el plan que ha aprobado el Gobierno para el Campo de Gibraltar le provoca «descontento» porque es un plan muy genérico que habla de inversiones en infraestructuras que ya estaban previstas con anterioridad. En el caso de la Línea se habla de acometer el estudio del proyecto de desdoble de la carretera de acceso a la ciudad, pero no se determina la ejecución de la obra; también se pone un juzgado y medios policiales «que hacen falta» pero se habla «genéricamente» de los planes de empleo y formación.

Por último, sobre su planteamiento de que la Línea se convierta en una ciudad autónoma, el alcalde ha señalado que no se trata de algo que se ponga sobre la mesa por «desapego» a Andalucía o Cádiz, sino porque considera que la fórmula prevista en Ceuta y Melilla podría «dar cobertura al paquete de medidas que necesitaría de una especial atención y de un diseño específico para la ciudad por todos los condicionantes que tiene».