el puerto

Los ex de Ojelosa reclaman a la Junta la resolución del ERE

Los veinticuatro afectados por los despidos de la firma llevan ocho meses sin cobrar sus sueldos y algunos se enfrentan a ejecuciones de desahucios

EL PUERTO.Actualizado:

Ocho meses sin recibir sus nóminas ni la indemnización por despido. A los veinticuatro afectados por el ERE de Ojelosa les salva el cobro del paro, aunque algunos se están viendo ya con el agua al cuello y el desahucio a la vuelta de la esquina porque no pueden pagar sus hipotecas. Hoy, una representación de los afectados tiene previsto plantarse en la Consejería de Empleo de la Junta para reclamar una explicación sobre la resolución del ERE extintivo, que se realizó en octubre de 2011, con anterioridad a la reforma laboral, y del que aún no saben nada.

La firma portuense, distribuidora de productos de repostería y propietaria de varias cafeterías y confiterías en la ciudad, debe alrededor de diez mil euros a cada empleado. El secretario del comité de empresa, José Antonio Cots, explicó que el ERE se ejecutó en enero de 2012 y Ojelosa se declaró insolvente dejando en manos del Fogasa -Fondo de Garantías Salariales- el cobro de los sueldos hasta que el ERE, que está recurrido, se resolviera. En esta tesitura, los trabajadores denunciaron el impago de sus nóminas y la justicia les dio la razón finales del pasado abril con ejecución de embargo de los bienes de la firma. Pero ellos siguen sin cobrar y, entretanto, la Junta aún no se ha pronunciado sobre el ERE, con lo que desconocen si serán o no readmitidos. «Sabemos que hay unos cinco expedientes abiertos, y creemos que desde febrero ya han tenido tiempo de resolverlo». En el caso de que el dictamen sea contrario y los despidos improcedentes, los trabajadores tendrán que devolver la prestación por desempleo y la empresa, a su vez, tendrá que abonarles los ocho meses de sueldo que les debe.

De no ser así y prosperar el recurso, irán a juicio para que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía determine las condiciones del despido y el importe de la indemnización, que podría variar de veinte a cuarenta días por año. Cabe recordar que este ERE se puso en marcha antes de la Reforma Laboral del Gobierno central, con lo que la administración aún tiene competencias para determinar su legalidad.

En esta coyuntura, el secretario del comité criticó que cuatro compañeros del obrador La Perla, perteneciente a Ojelosa, también han sido despedidos, pero con una negociación previa para percibir treinta y tres días por año. «Nos alegramos de que nuestros compañeros reciban un trato justo, pero esto nos hace sentirnos discriminados y despreciados por la familia Ojeda. Para muchos la situación es alarmante con deudas impagadas y posibilidad de desahucios».