Esta vista de los grandes cruceros atracados en la capital se ha convertido en una imagen cotidiana, pero sigue llamando la atención por el gran tamaño de los barcos. :: F. JIMÉNEZ
Ciudadanos

Cádiz acelera su velocidad de crucero

Es el cuarto puerto en atraques hasta septiembre y sólo cinco barcos lo separan de Las Palmas El muelle desbanca a Tenerife y Málaga en número de escalas en lo que va de año

Actualizado:

El sector de los cruceros no deja de dar alegrías al muelle de Cádiz. La última queda reflejada en las estadísticas de Puertos del Estado, según las cuales la Bahía gaditana, con 218 escalas hasta septiembre de este año, ha superado en número de escalas turísticas a Santa Cruz de Tenerife y a Málaga. Estos puertos han recibido a 214 y 212 cruceros, respectivamente, en el mismo periodo de tiempo. Cádiz ocupa ya el cuarto puesto, detrás de Las Palmas y por sólo cinco escalas. Éste es el pelotón de muelles que lucha por el tercer puesto. En el primero y segundo lugar se encuentran muy adelantados: Barcelona (647 escalas hasta septiembre de este año) y Baleares (573 escalas). El año pasado, por las mismas fechas, Cádiz había recibido a 168 barcos turísticos, 50 menos que los primeros nueve meses de 2010.

El año comenzó frío y hasta llegar abril no comienza el despegue de las escalas en Cádiz. El mayor crecimiento se produjo entre los meses de junio y julio. En junio, por ejemplo, el muelle recibió a 28 cruceros, frente a los 18 de Málaga y los nueve de Santa Cruz de Tenerife. La Bahía de Cádiz se convierte en un digno aspirante al tercer puesto en número de escalas.

Por otra parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC), Rafael Barra, aseguró que este año se alcanzarán los 330.000 pasajeros, con lo que se volverá a batir el propio récord de este muelle. Además, explicó que mientras que el turismo había crecido en todo el mundo en torno al 3,2% desde 2002 hasta 2009, el de cruceros aumentó en un 6,5%, «y en España, el crecimiento llegó hasta el 11,8%. Pero en Cádiz, se batió el récord con un 14% de desarrollo durante estos años». Barra ofreció estos datos durante la presentación de la conferencia del subdirector de Relaciones Internacionales y Cooperación de Puertos del Estado, Manuel Gómez Martín.

La clase magistral sobre el sector de cruceros fue ayer en el salón de actos de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, y se tituló 'La industria de cruceros: Evolución y perspectivas de futuro, ventajas e inconvenientes de ser puerto de escala', como parte del ciclo de ponencias que cada año organiza Gades-Port, la Asociación para la Promoción del Puerto de la Bahía de Cádiz (APBC).

Durante su ponencia, Gómez Martín describió el panorama del sector de los cruceros a nivel mundial y fue muy alentador en su exposición. Según argumentó este experto en cruceros, el sector seguirá creciendo, subirá más en el Mediterráneo «porque ofrece unos atractivos que no hay que construir, con unos puertos muy interesantes, sin tener que ponerles casi nada, y un clima inmejorable». Y entre todos los puertos de esta zona del mapa del mundo destacó el de Cádiz por ser un puerto aún sin explotar en su totalidad y en el que «aún veremos mayores crecimientos», aseguró Gómez, quien apuntó que hace unos años casi todas las escalas estaban en el Caribe y que ahora el Mediterráneo lo iguala en número de puertos. Y que, dentro del Mediterráneo, Cádiz es un puerto con mucha proyección, «porque aún le queda mucho nicho de mercado por conquistar».

Como en otros segmentos turísticos, la estacionalidad es el mayor inconveniente que tienen los cruceros en Europa y en Cádiz especialmente. «En los últimos siete años no hemos sido capaces de cambiar esta estacionalidad», afirmó el subdirector de Relaciones Internacionales de Puertos del Estado, pero aseguró que es posible hacerlo «negociando con los operadores y convenciendo a todo el mundo de que aquí puede haber cruceros todo el año. El clima lo permite, no como en otras zonas, como el norte de Europa».

Gómez explicó también que las tendencias del mercado de cruceros son aumentar el tamaño de los buques, incrementando la manga y no la eslora, por lo que cada vez llegan más turistas a los destinos, de ahí que este año se superen las cifra de ejercicios anteriores.

Además del presidente de la APBC, Rafael Barra y del presidente de Gades-Port, Juan Bernal asistió un numeroso público en el que estuvieron muy representadas las firmas turísticas de la capital, como el presidente de la Asociación de Empresas Turísticas (AETC), José Luis Macho; la directora del hotel Argantonio y comerciante del casco histórico, Teresa Reyes; la empresaria de Torre Tavira, Belén González Dorao; entre otros muchos. Como representante del Ayuntamiento de Cádiz estuvo el concejal de Turismo y Fomento, Bruno García.

Amplia participación

Esta amplia representación de la ciudadanía demuestra que el tema interesa, aunque no todos aportaran ideas en el mismo sentido. A los pequeños empresarios de la ciudad, por ejemplo, no les convence la cifra de impacto económico que se da por admitida oficialmente: 60 euros por día y escala. En esta cantidad está incluido el importe de las excursiones que hacen los cruceristas y que no dejan nada en los negocios locales. Como broche, volvió a surgir el debate sobre si es conveniente o no que los turistas salgan en excursiones o se queden en la ciudad, ya que «hay que buscar el punto intermedio para que interese a todos, a los armadores incluidos, que tienen en las excursiones una importante fuente de ingresos», apuntó la operadora y consignataria Gema Rosso.