Ciudadanos

El pufo apareció tras morir un residente

CÁDIZActualizado:

Unos 40 ancianos de la residencia El Santísimo pudieron haber sido estafados por el padre Pepe y sus hermanos de los Obreros de la Cruz, según fuentes de la Guardia Civil. Aunque en estos años, nadie denunció nada. La operación que los ha descubierto partió hace ocho meses, cuando el hermano de uno de los residentes denunció que del dinero que le correspondía en herencia, tras su muerte, no quedaba nada. Una segunda denuncia puso sobre la pista a la Guardia Civil, que comenzó a tirar del hilo.