CRÍTICO. Rajoy saluda a los simpatizantes de su partido en Soutomaior junto a Núñez Feijóo. / EFE
ESPAÑA

Rajoy asegura que en sólo cuatro meses Zapatero está agotado y sin ideas

El líder de los populares sostiene que el gobernante socialista es incapaz de solucionar «el melón» de la financiación autonómica

Actualizado:

Mariano Rajoy denunció ayer que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en sólo cuatro meses de gestión que «parecen una eternidad», está «agotado, sin ideas» y es «incapaz» de afrontar la crisis económica, resolver la financiación autonómica, y, además, tiene «problemas internos». El líder de la oposición se despachó de esta forma en el acto de apertura del curso político del PP celebrado en el castillo de la localidad pontevedresa de Soutomaior.

El presidente de los populares sostuvo que el Gobierno sufre «una parálisis de ideas» y ante los problemas que tiene «carece de soluciones», con el agravante de que cree que «se resuelven solos». Rajoy se refería, sobre todo, a la negociación de la financiación autonómica, en la que se ha abierto una sima entre el Ejecutivo y las comunidades. Atribuyó esta situación a que Rodríguez Zapatero dio su visto bueno en la pasada legislatura al Estatuto de Autonomía de Cataluña, una norma que «cambiaba el modelo de financiación», y ahora es «incapaz de dar una solución al melón que él mismo abrió».

El líder de la oposición indicó que el presidente del Gobierno «se va a tener que retractar» en este debate porque su partido va a volver a solicitar su comparecencia en el Congreso para que explique «si va a cumplir la ley que él mismo aprobó», en referencia al Estatut, que establece un modelo de financiación que la Generalitat reclama que se ponga en marcha, pero que el Ejecutivo quiere compatibilizar con el sistema general para las restantes 14 autonomías concernidas.

Incumplimiento

Rajoy sostuvo que Zapatero con ese intento de contentar a unos y otros ha incumplido el Estatut. El líder opositor coincidió así con los nacionalistas catalanes, que también han acusado al jefe del Gobierno de saltarse a la torera el Estatuto en su apartado de financiación.

Como ya hiciera en la pasada legislatura con las reformas autonómicas, Rajoy reprochó a Rodríguez Zapatero que haya abierto ahora la negociación de un nuevo sistema de financiación «sin saber cuál era el final». Una vez más, agregó, «ha ido de aprendiz de brujo» y le ha salido «muy mal» porque sólo ha pensado «en el corto plazo».

Puso de relieve que «la prioridad» para el PP en este nuevo curso político será la crisis económica. Anunció que en el primer pleno parlamentario planteará medidas para hacer frente a la situación y que se centrarán en la austeridad en el gasto, reducción del impuesto de sociedades y aumentar las deducciones en el IRPF.

El presidente del PP se mostró convencido de que de «la crisis se sale», pero hay que «coger el toro por los cuernos». Reclamó asimismo al presidente que no utilice los próximos Presupuestos del Estado para hacer «enjuagues» y buscar «contentar a unos y otros». El próximo proyecto presupuestario, exigió, debe tener «un único objetivo: abordar la crisis económica».