Europa ha sido durante años fuente de riqueza en Andalucía
Europa ha sido durante años fuente de riqueza en Andalucía - ABC

Elecciones europeas: La UE, un motor para el desarrollo de Andalucía, en segundo plano electoral

La UE ha invertido miles de millones y sus políticas afectan al día a día de los andaluces, que este domingo votan a sus representantes en Bruselas

SevillaActualizado:

Europa ha invertido en Andalucía más de 100.000 millones de euros desde que España se incorporara al entonces llamado Comunidad Económica Europea allá por el año 1986. Tal cantidad de dinero -que no ha servido para que la comunidad salga de las regiones que necesitan ayuda- sí que ha dejado un reguero de infraestructuras y recursos que, sin la Unión Europea (UE), habría sido imposible levantar.

Uno de los grandes problemas de Europa, explican siempre sus responsables, es la falta de complicidad de los gobiernos nacionales y regionales. Cuando hay una inversión, el político local, el presidente del país o su ministro inaugura y corta la cinta. Es «su» proyecto. Pero cuando hay que recortar o la política a aplicar no es amable, lo achaca a Europa. «La UE nos obliga a...», dicen desde los países miembros. Y detrás de esos puntos suspensivos cabe cualquier medida impopular. De esta forma, insisten en la UE, el ciudadano se lleva una imagen negativa y sesgada de lo que Europa supone en su vida.

Con el reto de las elecciones sobre la mesa y el miedo a la abstención, muchos andaluces ignoran que la legislación que se hace en la UE afecta a cada día de los andaluces. Y que su voto ayuda a construir la Europa que quieren. Lo ignoran muchos de los que pasan a diario de Huelva a Portugal por trabajo, que no tienen que preocuparse de las tarifas internacionales de móvil -el roaming es historia gracias a una normativa de la UE-; también quienes compran camisetas en Londres desde Málaga, porque gracias a Bruselas no hay bloqueo de transacciones online entre países miembros.

Pero más allá de la generalidad, la UE ha sido siempre motor económico y social de Andalucía. Aunque han existido críticas a la gestión de la Junta -el actual Gobierno habla de falta de ejecución y justificación de millones y millones de euros que venía de Bruselas en los casi 40 años que ha gobernado el PSOE en Andalucía-, ese fluir de recursos ha dado a la comunidad obras como la Alta Velocidad, fondos para la formación -de capital importancia para una comunidad que está a la cabeza del desempleo-, o la reducción de la brecha digital en las escuelas.

Entre los proyectos que Europa ha brindado a Andalucía, uno de los principales tiene que ver con la lucha contra el paro. Así, desde Bruselas se ha potenciado la «Iniciativa de Empleo Juvenil», con el que Bruselas le ha dado prioridad a Andalucía «por ser una de las regiones con mayor porcentaje de jóvenes que no estudian ni trabajan», asignándole 288,6 millones de euros.

Otro ejemplo de ayuda europea al desarrollo de Andalucía es el tren de alta velocidad. El Ave. Así, «las líneas Sevilla - Madrid, Córdoba - Málaga y Antequera - Granada han recibido fondos europeos y créditos del Banco Europeo de Inversiones» (BEI). El resultado «es una moderna red férrea que articula el transporte en Andalucía y la conecta fácilmente con el resto de España y Europa».

Y hay más. Los fondos Interreg invierten dinero en las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla al ser zonas fronterizas de la UE con Portugal, para lo que tienen asignados 365,8 millones de euros para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, la competitividad de sus empresas, la I+D+i, y la protección del medio ambiente. La UE, además, ha invertido en Andalucía en el programa de «Escuelas Conectadas», que sirve «para reducir la brecha digital y mejorar la conectividad de las escuelas, ampliando su acceso a las redes de banda ancha ultrarrápida. Más de un millón de alumnos andaluces se verán beneficiados por esta iniciativa».

Pese a las nubes en el horizonte de los populismos antieuropeos, la falta de conocimiento entre los jóvenes de qué hace realmente la UE por ellos o las tensiones Este-Oeste en términos políticos y Norte-Sur en el ámbito económico, Europa se enfrenta ahora a sus elecciones pidiendo a los europeos que voten. Que se impliquen. Que mantengan en marcha la locomotora de progreso que suponen la UE para Andalucía. Solo hay que ir votar mañana.