La Policía Local de Málaga detuvo al agresor en un cajero automático
La Policía Local de Málaga detuvo al agresor en un cajero automático - SUR
VIOLENCIA DE GÉNERO

Pega a su pareja para robarle una tarjeta de crédito en Málaga

El agresor fue detenido cuando trataba de sacar dinero en un cajero que se había tragado la tarjeta sustraída

MálagaActualizado:

Agredió a su pareja, con la que convive, y luego le robó la tarjeta de crédito, junto con el documento con las claves secretas para sacar dinero el pasado lunes. Y tras un periplo recolectando fondos de cajeros fue detenido por la Policía Local de Málaga. Se trata de un marroquí de 40 años, al que se detuvo por ser el presunto autor de los delitos de violencia de género y hurto.

La víctima es una mujer española de 35 años, que se encontraba acogida al sistema «Viogen» de protección a las víctimas de violencia machista. La joven telefoneó a su agente de protección, que presta su servicio en el GIP de la Policía Local de Málaga, para informarle de lo sucedido. El policía se personó junto a su compañero en el domicilio para asistir y entrevistarse con ella, comprobando que presentaba diversos moratones.

Paralelamente, a una patrulla de policías locales sospecharon de la actitud de un individuo que intentaba sacar dinero en un cajero automático. Procedieron a identificarlo, manifestándoles que estaba tratando de sacar dinero con la tarjeta de su esposa, pero que, debido a que la tarjeta había sido retenida por el cajero, estaba intentando hacerlo introduciendo el número de teléfono de la misma. Los dos agentes comprobando que también llevaba consigo un documento bancario de su pareja con unas claves secretas.

Bloqueó la tarjeta

No creían su versión y preguntaron a la Sala 092. Eso fue lo que desveló que su pareja estaba siendo asistida en esos momentos en un centro de salud por las lesiones sufridas por la presunta agresión llevada a cabo instantes antes por su pareja. La mujer estaba acompañada por su agente de protección asignado y el compañero del mismo.

Según la Policía Local de Málaga, el hecho de que el cajero se hubiera quedado con la tarjeta cobró sentido tras conocer que el individuo había llevado a cabo dos extracciones previas en otros dispensadores de efectivo. Esto se conoció por una aplicación del móvil en la que su entidad bancaria le informa en tiempo real de las operaciones realizadas. La víctima decidió bloquear la tarjeta cuando llegaron los primeros avisos y, por es razón, se la tragó.