Piedad, en el último Martes Santo
Piedad, en el último Martes Santo
COFRADÍAS

El Martes Santo de Cádiz de 2019 tendrá finalmente cinco cofradías

El Secretariado inicia el proceso de convocatoria del cabildo electoral de Piedad

Actualizado:

Cambio de rumbo. Habrá cabildo de elecciones de Piedad y será el próximo 25 de enero. Mes y medio después de que el Secretariado Diocesano interviniera la cofradía del Santísimo Cristo de la Piedad y María Santísima de las Lágrimas, acaba de autorizar e iniciar la convocatoria del proceso electoral con la notificación del mismo a los hermanos de la corporación.

Esta decisión hace que de nuevo se esté más cerca de vivir un Martes Santo pleno, con cinco cofradías, puesto que la cita electoral será el próximo 25 de enero y a partir de ahí el Secretariado Diocesano agilizará los trámites para que la nueva junta de gobierno tome posesión cuanto antes. el director del Secretariado, Alfonso Caravaca explica que «ya se ha trabajado en este tiempo para adoptar esta decisión lo que queremos es normalizar la cofradía, que haya un proceso electoral nítido». Caravaca confía también en la responsabilidad de los hermanos y afirma que «si reúnen los requisitos pues se aceptarán las listas que haya aunque siempre es mejor que exista unión en la cofradía».

Tras la notificación por carta a los hermanos la próxima semana comenzará el plazo para la comprobación del censo y posteriormente se iniciará el periodo de presentación de candidaturas.

Precisamente en este punto parece que se perfilan dos listas. Por un lado estaría la encabezada por el pregonero de la Semana Santa 2018 Juan Carlos Torrejón y por otro se estaría moviendo una segunda lista con el que fuera presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Miguel García Díaz. En los próximos días tendrán que presentar sus candidaturas quienes opten a formar la nueva junta de gobierno de Piedad de forma que esta hermandad recupere la normalidad y pueda realizar su estación de penitencia el próximo 16 de abril.

Un proceso aplazado

Fue a finales de octubre cuando la autoridad eclesiástica decidió intervenir la cofradía y para ello nombró a un comisario, Juan Manuel Alcedo. Las discrepancias entre los hermanos provocaron que el Secretariado se decidiera a suspender por segunda vez el cabildo que ya había quedado paralizado a mediados de agosto ya que algunos hermanos denunciaron que había irregularidades porque no se comunicó la convocatoria de cabildo correctamente y con tiempo suficiente. Entonces la autoridad eclesiástica pospuso las elecciones a octubre y nombró a un delegado, Juan Carlos Romero, para la junta de mesa, con la finalidad de velar porque todo se desarrollara con normalidad. Sin embargo, siguieron las desavenencias y eso terminó en la comentada intervención por parte del Secretariado.

La convocatoria de elecciones de nuevo el 25 de enero supone supone que se dé un paso adelante que se espera que sea definitivo para regularizar la hermandad a partir de esa jornada.