Ana Julia Quezada durante su declaración en el juicio por la muerte de Gabriel Cruz. - ABC
JUICIO A ANA JULIA QUEZADA

Ana Julia Quezada: «Solo espero que Dios me perdone»

La acusación pide al jurado popular que «no le tiemble el pulso» a la hora de emitir su veredicto

Ana Julia Quezada, culpable según el veredicto del jurado popular del Caso Gabriel

Ana Julia Quezada, veredicto en directo

R. P.
AlmeríaActualizado:

Entre lágrimas y llantos, Ana Julia Quezada ha vuelto a pedir clemencia. «En primer lugar, pedirle perdón a los familiares de Gabriel, a los padres y a todas las personas que haya podido hacer daño con mi acción, a mi hija y a toda mi familia a todo el mundo que se haya podido sentir mal por lo que hice, a toda España y solo espero que Dios me perdone», ha manifestado Quezada. Con estas palabras de la acusada ha concluido el juicio la magistrada, Alejandra Dodero en la Audiencia Provincial de Almería, donde desde el pasado 9 de septiembre se celebra el juicio por la muerte del niño de ocho años Gabriel Cruz Ramírez.

El abogado de los padres del niño, el letrado Francisco Torres ha pedido al jurado popular que «no le tiemble el pulso» en relación con el veredicto, puesto que considera que la procesada «es una sociópata auténtica, que no tiene derecho a respirar el mismo aire que nosotros».

Torres ha concluido en su alegato que «hay que apartarla de la sociedad», ya que a su juicio Quezada actuó con premeditación, alevosía y ensañamiento por lo que piden prisión permanente revisable. «Va a matar a más niños, estoy convencido de que no es Gabriel el primero que mata», ha expresado el abogado de Ángel Cruz y Patricia Ramírez.

Para la acusación, las lesiones encontradas en el cuerpo del niño son mayores a las derivadas de la muerte por asfixia. «Desconocemos si el móvil es solo económico, o si es odio absoluto a la madre del niño o si le estorbaba», ha añadido Torres. Según el abogado, la madre de Gabriel sufre un daño irreversible e irrecuperable, lo que le lleva a tomar «fármacos potentes para aguantar la situación».