INVESTIGACIÓN

Uber aspira a crear una red de taxis voladores en solo una década

La controvertida empresa desvela un proyecto para transformar la forma de transporte en núcleos urbanos mientras avanza su objetivo de poner en marcha camiones autoconducidos

Uber es una empresa de transportes que ha generado controversia sobre todo en el sector del taxi
Uber es una empresa de transportes que ha generado controversia sobre todo en el sector del taxi - QUIQUE GARCÍA

Por la carretera y por el aire incluso. Los planes de Uber, conocida empresa de transportes privado que ha generado controversia en algunos sectores como el taxi, van mucho más allá de agitar los modelos productivos actuales. Uno de sus próximos retos es poner en marcha una flota de vehículos voladores que realizan un despegue vertical pensados para completar trayectos de corta distancia.

Según publica el medio especializado «Recode», la firma americana pretende abrir una nueva forma de transporte de pasajeros. Para ello, se basarán en una tecnología denominada VTOL -despegue y aterrizaje vertical, por sus siglas en inglés) que permitirá la creación de una especie de taxis en forma de aeronaves pero capaces de maniobrar sin problemas por el ecosistema urbanístico de las ciudades.

La firma considera que esta forma de transporte podría ser factible en solo una década, aunque existe una gran complejidad de movimiento por aire cuando se sitúan por zonas densamente pobladas. Esta tecnología, muy ambiciosa, es un concepto todavía difícil de imaginar y su desarrollo real está todavía aún en una fase muy incipiente. Únicamente en el entorno militar se han probado aeronaves de despegue y aterrizaje vertical. De hecho, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) cuenta con un proyecto de avión experimental que «tiene como objetivo superar estos desafíos».

Los primeros prototipos de Uber aún no se han desarrollado, ya que se trata solo de un proyecto conceptual, pero el diseño que valora la empresa pasa por ser pequeños aviones que, a diferencia de los helicópteros convencionales, incorporarán varios rotores, alas fijas y un comportamiento silencioso proporcionado por motores eléctricos. Además, la empresa aspira incluso a que, con el tiempo este tipo de aeronaves ofrecerán una conducción autónoma, siguiendo así el mismo desafío planteado por el transporte rodante.

En opinión de Jeff Holden, responsable de producto de Uber, la firma ha comenzado a realizar las primeras investigaciones para que «en algún momento podamos ofrecer a nuestros clientes todas las opciones posibles para moverse», al tiempo que asegura: «Hacerlo de una forma tridimensional es una algo obvio a investigar».

Este interés se suma al esfuerzo realizado por la compañía en meter la cabeza en otros sectores. De hecho, con la reciente adquisición de la firma que desarrolla tecnología para camiones autónomos Otto, Uber aspira a consolidarse como una empresa de transportes de carga. Por el momento, el plan consiste en ampliar la flota de camiones de 6 a 15 modelos y forjar alianzas con camionneros independientes, según el fundador de Otto, Lior Ron, en declaraciones a la agencia Reuters. La primera red comenzará a operar el próximo año y cubrirá trayectos de almacenes hasta comercios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios