Vista aérea de la incineradora Son Reus en la isla de Mallorca
Vista aérea de la incineradora Son Reus en la isla de Mallorca - EFE

Las peculiaridades del tratamiento de residuos en Baleares

Mallorca cuenta con una incineradora desde 1992, mientras que en Ibiza y en Menorca hay sendos vertederos legales

Actualizado:

En Baleares, solo hay en la actualidad una incineradora de residuos, ubicada en Mallorca, mientras que en Ibiza y en Menorca hay sendos vertederos legales. Todo lo relacionado con el tratamiento de residuos es controlado por los distintos consells insulares, mientras que la detección de posibles vertederos ilegales corresponde al Gobierno balear.

Desde 1992, la empresa concesionaria de la citada incineradora de Mallorca es Tirme, que mantendrá dicha concesión hasta 2041. La inversión inicial de esta empresa fue de 550 millones de euros. En la actualidad, Tirme cuenta con un total de 17 instalaciones de tratamiento de residuos repartidas por toda la isla y tiene una plantilla de 312 personas. El coste global para Tirme del tratamiento de residuos —no sólo de la incineración— es de 126,84 euros por tonelada.

Esa cantidad no es, sin embargo, la que cada ciudadano de la isla abona anualmente en esta materia, ya que son los consistorios de los diferentes municipios mallorquines los que fijan las tarifas que consideran oportunas. Según consta en el último estudio comparativo que existe hasta el momento, realizado en 2013, en la localidad de Marratxí se pagaban entonces, por ejemplo, 164 euros por domicilio y año, mientras que en el pueblo de Sant Llorenç la factura era de 54 euros y en Palma ascendía a 126 euros. La media global teniendo en cuenta la tarifa de todos los municipios era de 95,68 euros por domicilio y año, cifra que hoy no habría variado apenas, ya que las tarifas prácticamente no han subido en el último lustro.

En cualquier caso, en Mallorca existe desde hace años un intenso debate político y ciudadano sobre si el precio fijado en las citadas tarifas sería o no demasiado alto en la mayor parte de municipios, sobre todo en comparación con lo que se paga en otros lugares de España por lo que respecta al tratamiento de residuos.