Sociedad

Italia sale del patriarcado: los hijos podrán llevar el apellido materno en primer lugar

Una sentencia del Tribunal Constitucional obligará al parlamento a aprobar con urgencia la ley que ofrece la posibilidad de que los hijos lleven apellido del padre o la madre, o el doble apellido

Se considera un paso importante para superar la mentalidad machista que caracteriza a la sociedad italiana

Los hijos de madres italianas podrán llevar su apellido en primer lugar
Los hijos de madres italianas podrán llevar su apellido en primer lugar - MAYA BALANYA
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES - abc_conocer Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en:

El Tribunal Constitucional italiano adopta una decisión histórica: los hijos pueden llevar el apellido de la madre. Los jueces han considerado que es inconstitucional la automática atribución del apellido paterno prevista en la actual legislación italiana. Hasta ahora, la única vía para poder añadir a un hijo el apellido de la madre al del padre era hacer una petición al delegado del gobierno en la propia provincia, quien decidía según su discreción. Se trataba de un largo trámite burocrático.

La sentencia del Tribunal Constitucional llega después de una batalla que ha durado años planteada en un tribunal de apelación de Génova, donde una pareja italo-brasileña había solicitado dar el doble apellido a su hijo, nacido en el 2012. El niño, que tiene doble nacionalidad, en los documentos figuran dos apellidos diversos: En el pasaporte brasileño tiene los apellidos del padre y de la madre, en el italiano solo el del padre. El tribunal de Génova insistió ante el Constitucional tras una sentencia de condena a Italia por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En 2014 el Tribunal de Estrasburgo calificó de discriminatoria la normativa italiana que imponía solo un apellido, el del padre, obligando al gobierno a cambiarla.

Ley en un cajón

El Tribunal Constitucional marca ahora la línea al Parlamento, que deberá aprobar cuanto antes una nueva ley. El 24 de septiembre 2014, la Cámara de diputados aprobó, con 239 votos a favor, 92 contrarios y 69 abstenciones, una ley que eliminaba la obligación de imponer el apellido paterno a los hijos, dejando libertad de elección a los padres. Para su entrada en vigor, era necesario el visto bueno también del Senado, dado el bicameralismo paritario que existe en Italia. Pero han pasado más de dos años y la ley acumula polvo en un cajón de la Comisión de justicia del Senado, a la espera de seguir su camino parlamentario para su aprobación final en un pleno de esta cámara alta.

Esta ley establece que los padres podrán poner a sus hijos el apellido paterno o materno. Si no se ponen de acuerdo y surge conflicto, los hijos levarán ambos apellidos por orden alfabético. En cualquier caso, se ofrece la posibilidad de que los hijos lleven el doble apellido.

Situación absurda

La situación que se planteaba a menudo era absurda, teniendo en cuenta que en Italia las personas tienen un solo apellido y siempre el del padre. Por ejemplo, si un padre español, casado con italiana, acude al registro civil italiano para inscribir un hijo automáticamente le pondrán los dos apellidos del padre y ninguno de la madre. El padre debe hacer frente a una situación kafkiana: Explica al funcionario de turno que en España cualquier persona lleva dos apellidos, el del padre y el de la madre, y en consecuencia desea, para evitar confusiones posteriores, que figure solo el primer apellido. Pero el funcionario nunca transige. Entiende que para la ley italiana en los documentos solo hay un nombre y un apellido y, por tanto, al hijo de un padre español le pondrá los dos apellidos como si se tratara de un apellido compuesto.

En definitiva, la sentencia del Tribunal Constitucional establece la paridad, aunque todavía falta el visto bueno definitivo del Senado. Italia saldrá así del patriarcado. Sin duda se trata de un paso importante para superar la mentalidad machista que caracteriza a la sociedad italiana.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios