Una presa en Bangkok
Una presa en Bangkok - EFE / EPA

Los españoles prefieren tener un vecino expresidiario que uno extremista

El Barómetro del CIS analiza las relaciones interpersonales de los ciudadanos

MadridActualizado:

Algo más de la mitad de los españoles afirman que les molestaría mucho o bastante tener como vecino a una persona con ideas extremistas, más que si fuese una persona que haya estado en la cárcel, algo que solo preocuparía a uno de cada cuatro. Son las respuestas de 2.494 personas mayores de 18 años y recogidas en el último barómetro del CIS, realizado entre el 1 y el 10 de septiembre y que incluye cuestiones sobre las relaciones interpersonales de los españoles.

La inmensa mayoría, el 96,7%, asegura ser una persona feliz y nueve de cada diez declaran estar satisfechos con su vida en general

La inmensa mayoría, el 96,7%, asegura ser una persona feliz, el 15,2 % de los cuales lo son completamente; de hecho, nueve de cada diez declaran estar satisfechos con su vida en general, de los que el 18,8% indican estarlo por completo.

Es su vida familiar con lo que más satisfechos están los encuestados y la mitad de ellos lo están completamente, por encima de sus parejas (38,8%), sus amigos (33,6%), su salud (28,6%) o el tiempo libre del que disponen (27,2%).

Más pesimistas se muestran con respecto a la pregunta de si creen que la gente intenta ayudar a los demás o si, por el contrario, mira por sí misma: el 70% apuesta por esta última opción, aunque algo más de la mitad, el 55,1%, cree que sus familiares les echarían una mano con toda seguridad.

En quienes más confían completamente los españoles es en sus hermanos (50,7%), más que en sus madres (43,9%), sus padres (32,2%) o sus amigos (30,6%).

Respecto a la relación entre jóvenes y adultos, el 62,5% opina que los primeros confían en los segundos poco o nada, un porcentaje muy similar que a la inversa, que es del 66,4%.

No molestan estudiantes ni de otras razas

Los españoles también han sido preguntados por las relaciones con sus vecinos; así, mientras al 57,7 % les molestaría mucho o bastante tener uno con ideas extremistas y al 55,9 % uno con problemas de drogadicción, solo al 25,6 % les sucedería eso si la persona hubiera pisado una cárcel.

También les molestaría poco o nada que sean estudiantes (93,7%), personas de otros países (92,4%) o de otras razas (90,3%), con problemas psíquicos (57,2%) o de alcohol (48,5%).

Asimismo, el cuestionario incluye cuestiones sobre las relaciones en pareja: el 54,2% está casado y el 30,1% soltero, más de la mitad (56,2%) sin compañero/a.

Respecto a la religión, el 70,2% se define católico, aunque el 60,6 % casi nunca asiste a oficios religiosos, frente al 15,1 % de no creyentes o el 9,9 % de ateos.