Habrá un catálogo de comercios tradicionales
Habrá un catálogo de comercios tradicionales - ROCÏO RUZ
Serán protegidos

Sevilla tendrá un catálogo de comercios tradicionales

La Cámara de Comercio quiere dar un sello de calidad a estos establecimientos

SEVILLAActualizado:

Los comercios tradicionales de Sevilla estarán recogidos en un catálogo específico. La Cámara de Comercio de Sevilla está elaborando ya ese inventario que tiene previsto presentar en las próximas semanas mediante una iniciativa con la que pretende dar un reconocimiento especial a determinados establecimientos de la ciudad.

Según el gerente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Salvador Fernández, se trata de realizar una especie de listado de los principales establecimientos de la ciudad que tienen un valor especial por determinadas circunstancias. Y, con ello reconocer el «valor añadido» de esos locales que ofrecen además un servicio público. De esta manera los establecimientos incluidos en ese catálogo tendrían una protección especial para poder seguir manteniéndose en el tiempo.

La idea es que en ese catálogo se integren comercios pero también estará abierto a otro tipo de establecimientos como bares y restaurantes. «No sólo se integrarán tiendas, también queremos que sea una cosa abierta a bares y restaurantes», aseguró Fernández. Aunque ese catálogo aún está en fase embrionaria, los establecimientos que finalmente sean incluido en ese listado VIP tendrán un sello de calidad que les dote de una especial protección. Y también unas ventajas que los protejan especialmente. Aunque aún se desconoce cuáles serán esos beneficios ya que la Cámara tendrá que negociarlo con el Ayuntamiento.

Para ello la Cámara de Comercio tiene previsto establecer unas normas que tendrán que cumplir aquellos que quieran formar parte de ese inventario. Es decir, deberán cumplir unos requisitos.

Más que catalogar, lo que proyecta hacer la Cámara es iniciar primero un procedimiento para que las empresas interesadas en pertenecer a ese catálogo lo soliciten y luego determinar si esos establecimientos cumplen o no los requisitos. «Habrá empresas que no los cumplan y otras que sí», asegura Fernández. Será un minucioso proceso en el que investigarán si esas empresas cumplen los cánones para estar en esa lista.

«Estamos viendo que otras ciudades han hecho algo para apoyar a estos comercios tradicionales que desarrollan una actividad importante», dicen desde la Cámara insistiendo en que muchos de estos negocios no reciben suficiente apoyo para subsistir. Por ello una de las primeras cosas que harán es un estudio de la situación actual del sector ya que los informes que hay son muy antiguos y los datos están desfasados.

Uno de esos establecimientos que podría integrarse en ese catálogo es La Campana que lo ha solicitado dentro de su particular batalla contra el recorte de veladores emprendido por el Ayuntamiento hace algunos meses. Después de que Urbanismo le retirase los veladores de su establecimiento, los propietarios de la histórica confitería siguen reivindicando que se vuelvan a instalar esas mesas que les aportan la mayor parte de la facturación.

Por eso uno de los propietarios, Borja Hernández, que lleva varios meses advirtiendo de que el negocio no podrá subsistir sin sus veladores, ya está en conversaciones con la Cámara de Comercio para ser incluido en ese catálogo. Sobre todo por la antigüedad que posee esta histórica confitería así como por la actividad artesanal y empresarial que lleva a cabo.

Con esta iniciativa se pretende apoyar al comercio tradicional que no vive su mejor momento en Sevilla. En los últimos tiempos han sido muchos los establecimientos que han cerrado sus puertas, sobre todo en el centro histórico y han sido sustituidos por otros negocios de franquicias.

Los que subsisten, la mayoría tiendas especializadas y que ofrecen un producto diferente, se quejan de que apenas reciben ayudas aunque el Ayuntamiento de Sevilla aprobó recientemente una paquete de subvenciones por valor de 402.000 euros para ayudas a estos establecimientos y para potenciar su digitalización ya que algunas de estas pequeñas empresas aún no ofrecen venta on line.