Actualidad

Un sevillano crea la primera empresa social certificada de España

Antonio Espinosa de los Monteros funda Auara, que ya vende agua embotellada en Amazon, El Corte Inglés y hoteles

La compañía destina sus beneficios a proyectos en países como Camerún, Togo, Camboya o Benin

Antonio Espinosa de los Monteros, Pablo Urbano y Luis de Sandes, socios de Auara
Antonio Espinosa de los Monteros, Pablo Urbano y Luis de Sandes, socios de Auara - ABC

El arquitecto sevillano Antonio Espinosa de los Monteros, de 25 años, dirigía hace dos años las obras de ampliación de un hospital en un pueblo de Etiopía cuando se dio cuenta de que muchas de las personas que acudían a ese centro sanitario sufrían gastroenteritis por beber agua sucia o tenían heridas gangrenadas por no poder limpiarlas con agua. Al volver a Madrid, donde estudió la carrera de Arquitectura, se reencontró con un amigo del colegio, Pablo Urbano, ingeniero industrial de 26 años, con quien acordó fusionar el concepto de empresa social con la idea de llevar el agua potable a quienes la necesitan. Así nació Auara, una empresa social a la que después se unió un socio senior, Luis de Sandes, ingeniero de minas de 50 años.

Tanto el arquitecto sevillano Antonio Espinosa de los Monteros como los ingenieros Luis de Sandes y Pablo Urbano se han volcado con la empresa social Auara, a la que están dedicados «full time». Antonio, que ha dejado la arquitectura por Auara, ya estuvo varios años colaborando en Etiopía con la ONG Amigos de Silva. Pablo Urbano también participó en el proyecto de esa ONG y la empresa social Integra-e.

Auara ya ha realizado un pozo en Benin y baños para personas con VIH en Camboya
Auara ya ha realizado un pozo en Benin y baños para personas con VIH en Camboya- ABC

Auara se ha convertido en la primera empresa social española certificada con el sello «Social Enterprise Mark», que garantiza que su actividad constituye un beneficio a la sociedad y al medio ambiente. Su primera actividad empresarial ha consistido en vender agua embotellada con el objetivo de obtener beneficios para facilitar el acceso al agua potable. «Somos -dice Antonio Espinosa de los Monteros- una empresa que funciona como una ONG porque tiene un objetivo social pero destina el 100% de sus beneficios a fines sociales». De hecho, los tres socios de Auara se han comprometido ante notario a destinar los beneficios de Auara a proyectos de acceso a agua potable, saneamiento y agricultura.

«Queremos ser una empresa social pero sostenible en el tiempo, de forma que trabajamos con la reglas de mercado. No queremos vivir de las subvenciones. Las primeras inversiones por 350.000 euros las financiamos con business angels, básicamente familiares y amigos». En cuanto a los ingresos futuros, este cofundador de Auara subraya que «nuestro dinero no vendrá de donaciones, como ocurre con las ONG, sino de vender un producto, en este caso botellas de medio litro de agua de manantial en restaurantes, supermercados y máquinas vending». Se trata de un agua con mineralización débil y baja en socio, proveniente del manantial Carrizal II de León, que se comercializa ya desde hace un mes en botellas de plástico con base cuadrada.

El sevillano Antonio Espinosa de los Monteros
El sevillano Antonio Espinosa de los Monteros- ABC

«Además, somos la primera marca española y europea de agua embotellada que usa botellas hechas con PET 100% reciclado. No queríamos cumplir con un objetivo social y después convertirnos en un problema medioambiental. Por esa razón, decidimos usar botellas hechas con plásticos reciclados», declaró Espinosa de los Monteros. Auara se está distribuyendo en el canal de hostelería de Madrid, Barcelona y Asturias, aunque también puede comprarse en Amazon y El Corte Inglés.

«Antes de 2020 queremos llevar agua potable a 50.000 personas con una inversión de 2,5 millones de euros. La empresa social Auara está ya ejecutando proyectos solidarios en Camboya y Benin, y estudiando otros en Camerún y Tongo», explicó Espinosa de los Monteros, quien aclara que para ello siempre buscan la colaboración de un entidad local de confianza, ya sea una ONG o una asociación de padres, además de contar con la ayuda de ingenieros especializados en tema de agua. En Benin ya han hecho un pozo en un colegio del poblado de Tamarou del que se benefician directamente 510 escolares y en Camboya han ejecutado 10 de los 28 baños proyectados para familias con VIH».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios