Interior del edificio de los juzgaos de Sevilla
Interior del edificio de los juzgaos de Sevilla - R. Doblado
Tribunales

Lavado de cara a los juzgados del Prado de San Sebastián

Comienza el adecentamiento que implica reforma del decanato, sala de prensa para el juicio de los ERE y traslado de los órganos de violencia de género

SEVILLAActualizado:

Después de lustros sin cumplir la eterna promesa de la Ciudad de la Justicia de Sevilla, habrá «adecentamiento» en los juzgados con un proyecto de «acondicionamiento parcial» del viejo edificio del Prado donde en los próximos días (probablemente el lunes) comienzan las obras de reforma. Unas obras que se llevarán a cabo en el decanato a la vez que se instalará una sala de prensa y se realizarán trabajos de adaptación para trasladar los juzgados de violencia sobre la mujer, ahora situados en la avenida de la Buhaira.

Las reformas, que suponen la continuación de las de carpintería que implicaron el cambio de ventanas, costarán 245.182 euros según publicó el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el jueves. Ese era el presupuesto de adjudicación a la empresa Easy 2.000 y suponía una cuantía inferior a los 370.533 euros de la licitación de la Consejería de Justicia. Se trata de trabajos de reforma que afectarán a la primera y segunda planta del viejo edificio de los tribunales. Se empezará por la primera planta donde se acondicionarán las dependencias del decanato, lo que supondrá arreglo de los mostradores y otras zonas de atención al público.

Supondrá que durante semanas tengan que desplazarse algunas de las dependencia de la planta baja. También incluirán el acondicionamiento de una sala de prensa con vistas al juicio de la trama política del Caso ERE, cuyas cuestiones previas comienzan el próximo 13 de diciembre. Dada la expectación mediática de ese proceso (que sentará en el banquillo a los expresidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán), la idea es que las dependencias tengan capacidad para acoger a numerosos periodistas y que estén listas antes de esa fecha. También se instalará la junta electoral de zona.

Se trata, según el decano de los jueces, Francisco Guerrero, de «hacer más digna la zona de atención al público» ya que se trabajará sobre la entrada del edificio donde está el servicio de atención. «Estamos satisfechos siempre que se pongan los medios para dar un servicio adecuado», afirmó.

En cuanto a los cuatro juzgados de violencia de género, se instalarán en la segunda planta procedentes de la Avenida de la Buhaira, lo que supondrá obras de readaptación y que algunos órganos de instrucción deban moverse.Esa mudanza llega con un enorme retraso ya que comenzó a hablarse de ella hace años y se lleva a cabo des pués de tener problemas con los vecinos del bloque de viviendas donde se ubican que llevaron el caso a los tribunales. Aunque finalmente hubo acuerdo, se desconoce la fecha en la que podrán mudarse. «Desde que llegamos hace diez años llevan diciendo que nos mudamos», decía una funcionaria de esos órganos.