Actualidad

Espadas anuncia que todos los coches municipales serán eléctricos en 2020

Toda la flota del Ayuntamiento se transformará gracias a este plan que ha tenido su primer capítulo en Emasesa, donde se han adquirido ya 25 vehículos de estas características de los 100 que posee

Presentación de vehículos eléctricos
Presentación de vehículos eléctricos - VANESSA GÓMEZ
Alberto García Reyes Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Todos los coches que el Ayuntamiento posee en propiedad actualmente, incluidos los de Policía Local y los oficiales para desplazamientos de cargos públicos, serán eléctricos en 2020. Este es el anuncio que ha hecho el alcalde, Juan Espadas, este lunes durante la presentación de los nuevos vehículos de la flota de Emasesa, que son cien por cien de suministro eléctrico y que suponen el primer paso de un ambicioso plan para reconvertir todos los coches en los próximos cuatro años. Esta iniciativa, que pretende adaptar a Sevilla a las actuales normativas medioambientales de Europa, se irá aplicando conforme vayan finalizando los contratos de renting que el Ayuntamiento tiene en estos momentos firmados con distintas subcontratras y en los nuevos concursos se impondrá que los vehículos han de moverse a través de energía eléctrica, para lo que la administración local se compromete a instalar las llamadas "electrolineras" tanto en sus instalaciones públicas como en distintos puntos de la ciudad.

La renovación de la flota de Emasesa que se ha presentado este lunes se ha hecho siguiendo ese criterio. Se han adquirido 25 nuevos vehículos, de los que 6 de la marca Kia son en propiedad y 19 de la marca Renault a través de renting. El próximo año se incremantará a 48 vehículos esta medida en la empresa de aguas, que de aquí a cuatro años tendrá todos sus coches, un total de cien, dentro de esta normativa. La misma idea se ejecutará en el resto de empresas y organismos municipales, ya que, según ha defendido el alcalde, no sólo se mejora la calidad del aire de Sevilla con este tipo de vehículos, sino que el coste para el Ayuntamiento es menor, ya que el consumo de un eléctrico a los cien kilómetros por ciudad es de dos euros, mientras que un coche diesel gasta ocho euros. Además, gracias a las actuales subvenciones europeas, adquirir un vehículo eléctrico en estos momentos supone una cuota inferior mensual para las arcas públicas que si se compra uno de gasolina.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios