Actualidad

Diez cosas que puedes hacer para envejecer mejor

Los médicos recomiendan eliminar la contaminación electromagnética antes de dormir o una buena alimentación

Tener un sueño de calidad es una de las premisas para vivir más
Tener un sueño de calidad es una de las premisas para vivir más - ABC

La Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (Semal) acaba de clausurar en Sevilla su XV congreso internacional, en el que se han analizado las pautas que pueden ayudar a la población a vivir más y mejor, reto de la medicina anti-aging. Para conseguirlo, hay varios pilares que se han de tener en cuentas según esa sociedad científica, presidida por José Serres.

1. Dieta. Está demostrado que ingerir un 25 % menos de calorías alarga la vida. De ahí que sea muy importante llevar una alimentación variada y saludable, en la que no falten las verduras, frutas y cereales. Pescado y algo de carne (proteínas) y estén muy limitadas las harinas, el azúcar y los fritos. Cuidado también con el exceso de sal. Hay que procurar comer cinco veces al día.

2. Ejercicio. Hacer deporte es fundamental para estar en forma y sentirse más ágil. Es importante practicarlo de forma regular y llevar una vida lo menos sedentaria posible. Pero ojo, «hacer más de 45 minutos al día de deporte o ejercicio de alta intensidad, envejece porque genera radicales libres», según José Serres, cirujano plástico.

3. Control del Stress. Sentirse bien con uno mismo. Buscar momentos de felicidad, evitar los grandes disgustos, enfados desproporcionados, hacer cosas que nos reporten felicidad… tener muchas aficiones, No son tópicos, sino normas que se deben cumplir, pues actualmente la vida en la ciudad aumenta el nivel de stresores.

4. Suplementos nutricionales. El cuerpo va perdiendo elementos, pues hay a medida que envejecemos se produce un déficit de absorción por el aparato digestivo. De ahí que sea importante llevar controles analíticos y a raíz de los resultados, administrar a los pacientes las vitaminas, minerales, ácidos grasos, oligoelementos, etcétera que su cuerpo necesita para funcionar en condiciones óptimas.

5. Vida sana. Actualmente es difícil recomendar a la población que viva en la naturaleza, pero sí se puede intentar disfrutar de momentos de relax con aire puro y saludables espacios de esparcimiento, campo preferiblemente alejados de la ciudad. Evitar el paseo o ejercicio en zonas muy contaminadas, calles con transito elevado, autobuses, vehículos... Tener una vida sana incluye no fumar o beber en exceso. Dos copas de vino tinto o blanco seco no son perjudiciales, advierte el presidente de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad.

6. Sueño de calidad, evitando la contaminación tecnológica nocturna. Estamos inmersos en una sociedad digital, llena de antenas, espacios wifi, ordenadores, microondas, telefonía móvil… es importante limitar el uso y desconectarlos, por ejemplo, durante la noche, para contar con espacios libres de contaminación electromagnética, mientras descansamos.

7. Relaciones afectivo sexuales. Está demostrado que llevar una vida sexual plena y placentera en cada etapa de la persona y adaptada a las posibilidades físicas con que se cuenten, es muy positivo para la salud, pues hay una liberación de hormonas con efecto positivo incluso para la longevidad. También el tener amigos y fomentar la amistad.

8. Actitud positiva Trabajar cada día para ser feliz. La felicidad absoluta no existe, sino que «existen momentos de felicidad». Ésta ha de ser nuestra meta en la vida. Nunca lo tendremos todo, hemos de disfrutar de aquello con que contamos, y no echar de menos lo que nos falta. Reírse. La risa libera endorfinas y nos hace sentirnos mejor, al llenarnos de optimismo.

9. Restricción calórica. Si queremos tener buena salud y vivir muchos años, lo único que está demostrado como efectivo, es comer menos. Por lo pronto, deberíamos pesar un 10% menos de nuestro peso ideal, cuando lo habitual es que pesemos un 20% más. Para ello hay que entrar en restricción calórica y quedarse con apetito en las comidas.

10. Medicina y Cirugía estética que nos rejuvenezcan también por fuera. Los avances nos ofrecen una amplia gama de posibilidades para frenar el paso del tiempo, láser, fillers (rellenos) de ácido hialurónico, bótox, etcétera. Es recomendable ir incorporando soluciones poco invasivas que se alíen con el cuidado de la piel, y de nuestro físico, a medida que vayamos progresivamente envejeciendo. Si comenzamos demasiado tarde, serán ya necesarias las actuaciones quirúrgicas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios