EDUCACIÓN

Aulas sin aire, caracolas y bilingüismo a medias marcan la vuelta al cole en Sevilla

El colegio empieza con los mismos problemas: 52 caracolas, sólo toldos y ventiladores para refrescar y una red de centros bilingües muy cuestionada

Aulas sin aire, caracolas y bilingüismo a medias marcan la vuelta al cole en Sevilla

Vuelta al cole. Los escolares sevillanos de Infantil,Primaria y Educación Especial se incorporan hoy a las aulas mientras que los de Secundaria y Bachillerato lo harán el viernes hasta sumar un total de 438.538 niños, cinco mil menos que el curso pasado. La vuelta a los centros que llega después de que el final de curso se adelantara unos días por las altas temperaturas que obligaron a la Consejería de Educación a permitir a los niños faltar a clase los últimos días. Y será un regreso a la aulas sin que se hayan hecho todos los deberes necesarios para rebajar la tasa de abandono escolar temprano que, en Andalucía, pese a haber bajado en los últimos tiempos, sigue siendo muy alta, con un 22,9 por ciento.

¿Cómo están los colegios después de casi dos meses? Aunque la Junta de Andalucía saca pecho y anuncia que habrá 635 profesores más que el año pasado, más servicios complementarios de comedor y aula matinal, más centros bilingües y más plazas, en Sevilla el panorama escolar no ha cambiado apenas con respecto al pasado junio. Ni en el fondo ni en las formas. Y todo porque, como dice Francisco Hidalgo, responsable del sector de Csif, es necesaria una mayor inversión en educación.

En el bilingüismo, uno de los temas de los que presume el Ejecutivo, las cifras no son para alardear. En Sevilla serán 226 los centros públicos que lo impartirán este curso, 17 más que un año antes. El dato supone, según algunos cálculos no oficiales, que el bilingüismo llega aproximadamente al 40 por ciento pese a que el programa comenzó a implantarse hace ya 12 años. Desde APIA, Javier Puerto, asegura que es un programa con «sus luces y sus sombras» y que ellos han podido comprobar que algunos centros lo interpretaron como una forma de hacer grupos de excelencia con los niños de más nivel. Además de eso APIA cuestiona la formación de los profesores que imparten las asignaturas en inglés, a los que se les exige el título B2. «Los alumnos después de haber pasado por esos centros están muy lejos del bilingüismo están muy lejos», dice.

La implantación del segundo idioma también es muy cuestionada por Fampa Sevilla cuya presidenta, María Alonso, asegura que ese programa está causando «estragos en la planificación de los centros» por no ir acompañada de un aumento de recursos. ¿Lo más positivo? que los libros y el transporte escolar son gratuitos y las becas de comedor y extraescolares con un aumento de bonificaciones.

Pero, sin duda, uno de los temas claves, será la climatización de los centros ya que la Junta anunció un plan que contemplaba actuaciones en nueve centros de Sevilla. Educación no da detalle de cómo van esas actuaciones pero Fampa sigue mostrando su preocupación por el hecho de que el curso empieza con temperaturas por encima de los 30 grados y siguen a la espera del protocolo de climatización que les anunciaron para casos de extremos de climatización adversa.

Alonso asegura que han hablado con los centros en los que Educación se comprometió a actuar. En algunas ya lo han hecho pero en casi todas esas actuaciones se limitan a poner ventiladores, toldos en los patios, plantaciones de árboles o trabajos de aislamiento en puertas y ventanas. Los aparatos de aire instalados se cuentan con los dedos de una mano. «Todo lo que se haga es bueno pero creemos que hace falta un plan de choque porque todos los centros no son iguales», dice la responsable de Fampa. Una de las preocupaciones de los padres al inicio del curso es precisamente el calor en los comedores escolares que este año han aumentado. Más de 40.000 niños tendrán plaza en uno de ellos pero Fampa advierte de que la mayoría no está climatizado pese que el curso comienza con temperaturas altas y que las máquinas de refrigerar la comida desprenden mucho calor. En cuanto a infraestructuras, la Junta de Andalucía habla de 60 actuaciones en la provincia que llegan a 25.000 alumnos y estrena varios centros: el CEIP de Burguillos, El Almendral de Mairena del Aljarafe y finaliza el CEIPIsabel Rodríguez Navarro de Mairena delAlcor. Pero volverá a haber numerosas caracolas. Educación reconoce que habrá 52 aulas prefabricadas en Sevilla. Los datos oficiales sólo reflejan las que suprime, que son 24 antes del inicio del curso y que se completarán hasta 36 en todo 2017. Pero no dicen las que instala como consecuencia de nuevas obras. Sólo que serán 52.

Son datos que para Csif constituyen «un mal endémico que cada año se repite». O como dice Gemma García, de «Mis Padres Deciden», el curso se inicia con la Junta de Andalucía centrada en atacar la LOMCE y «sin escuchar a padres y profesores». A la cola del fracaso escolar y con los mismos problemas de siempre.

Toda la actualidad en portada

comentarios