Vacuna de la gripe
Vacuna de la gripe - ARCHIVO
VACUNAS

Hallada la manera de desarrollar una vacuna frente a la gripe mucho más eficaz

La manipulación genética para anular los mecanismos de defensa de los virus frente a los interferones podría dar lugar a vacunas eficaces frente a múltiples enfermedades virales

MADRIDActualizado:

Investigadores de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles(EE.UU.) desvelan una forma de diseñar vacunas contra la gripe, y otros patógenos, más eficaces. La clave radica, aseguran en «Science», en utilizar virus 'desermados' de sus mecanismos de defensa inunológica.

Con la llegada del otoño, los países del hemisferio norte ponen en marcha sus campañas de vacunación frente al virus de la gripe. Unas campañas que se intensifican en invierno y que, dado que el virus ‘cambia’ todos los años, deben ser específicas para cada cepa estacional. Con mayor o menor éxito. De hecho, y si bien se estima que las vacunas que se desarrollan cada año son capaces de proteger frente a la gripe a cerca de un 60% de los usuarios, la de la presente campaña 2017-2018 solo es capaz de inmunizar a un 20-25% de los vacunados. Pero aun así, un 60% es ‘insuficiente’. Hacen falta vacunas más potentes y eficaces. Y no solo frente a la gripe, sino frente a otros muchos virus. Y en este contexto, investigadores de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.) podrían haber hallado la forma de lograrlo.

Como explica Ren Sun, director de esta investigación publicada en la revista «Science», «dado que las variaciones de los virus estacionales de la gripe pueden ser impredecibles, las vacunas actuales podrían no ofrecer una protección eficaz frente a los mismos. Además, las pandemias previas y los recientes brotes de gripe aviar alertan sobre la necesidad de desarrollar vacunas que induzcan una protección más amplia y efectiva».

Desarmar al virus

En el estudio, los autores se centraron en las interacciones entre los virus y los interferones, esto es, las proteínas del sistema inmune del huésped que juegan un papel clave en la respuesta inmunitaria. Concretamente, los interferones llevan a cabo dos funciones: la primera, matar de forma rápida a todos los virus invasores que entren en el organismo; y la segunda coordinar la respuesta inmune adaptativa, que ofrece una protección a largo plazo frente al virus –y que constituye la base de la vacunación.

Como indica Ren Sun, «si los virus no inducen la producción de interferones, entonces no serán destruidos por la primera línea de defensa del organismo. Y sin la presencia de estos interferones, la respuesta inmune adaptativa será muy limitada. Por esta razón, los virus han desarrollado estrategias a lo largo de la evolución para evitar su detección y limitar la producción de interferones por el huésped».

Más allá de la gripe, la estrategia podría ser aplicada en el diseño de vacunas frente a un amplio rango de virus diferentes

Los autores han dedicado los últimos cuatro años a rastrear el genoma del virus de la gripe para encontrar aquellos genes que le confieran sus propiedades ‘anti-interferón’. Una labor que ha posibilitado determinar las funciones de todos los aminoácidos codificados en el genoma y que ha permitido desactivar aquellas secuencias en el ADN del virus que previenen la inducción de interferones. ¿El resultado? Un virus de la gripe genéticamente manipulado que, al carecer de sus mecanismos de defensa, estimula de forma potenciada la producción de interferones por los organismos infectados. Lo cual resulta muy útil para el desarrollo de una vacuna.

Como refiere Yushen Du, co-autora de la investigación, «al desarmar sus funciones de ‘evasión’ de los interferones, este virus creado por técnicas de ingeniería se ve debilitado en los huéspedes típicos. Pero a la par, sin embargo, estimula la producción de interferones, por lo que el virus genera una respuesta inmune muy potente».

La pregunta entonces es: las vacunas basadas en este virus ‘manipulado’, ¿funcionan? Pues sí. Los autores la administraron en modelos animales infectados por dos cepas diferentes del virus de la gripe. Y de acuerdo con los resultados, la vacuna no solo fue segura, sino muy eficaz y potente.

Como apunta el director de la investigación, «con nuestro enfoque, los requerimientos de seguridad y eficacia de las vacunas pueden ser, cuando menos potencialmente, alcanzados de forma simultánea. En el desarrollo tradicional de vacunas, uno de estos requisitos es generalmente sacrificado en detrimento del otro».

Más allá de la gripe

En definitiva, los autores han ‘diseñado’ un virus de la gripe debilitado pero capaz de inducir una respuesta inmune potente para su uso en vacunas. Así, el próximo paso será profundizar en la comprensión de su mecanismo para, finalmente, evaluarla en un ensayo clínico con humanos. Pero aún hay más. Es posible que esta estrategia de desactivación de los mecanismos de defensa pueda ser igualmente utilizada en el desarrollo de vacunas frente a otros muchos virus.

Como concluye Ren Sun, «esperamos que nuestra estrategia pueda dar lugar a una nueva y más efectiva vacuna frente a la gripe que pueda ser administrada con un espray nasal en el domicilio en lugar de con una inyección administrada por un médico. Además, esta estrategia también podría ser aplicada en el diseño de vacunas frente a un amplio rango de virus diferentes».