La intervención en la casa Surga tiene un presupuesto de 500.000 euros
La intervención en la casa Surga tiene un presupuesto de 500.000 euros - A.F.
Patrimonio

Luz verde para la intervención en la casa Surga de Utrera

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha aprobado la conversión de este edificio en espacio para usos culturales y lúdicos

UTRERAActualizado:

En diciembre de 2017 el Ayuntamiento de Utrera presentaba un moderno proyecto de restauración de la casa Surga, para convertir este casa-palacio histórica y protegida del siglo XVIII en un espacio dedicado a usos culturales y lúdicos, tratando de protagonizar una intervención que no atentara contra el espíritu del inmueble. Una iniciativa municipal que ya cuenta con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, que ha aprobado el proyecto.

En el documento que ha hecho público este organismo dependiente de la Junta de Andalucía, refleja que la puesta en marcha del proyecto y los usos que se proponen para el edificio: «es apropiado para la conservación de sus valores y contribuirá al mantenimiento del mismo.

Una transformación eficiente

Se plantea una actuación perfectamente reversible y con prácticamente nula incidencia en los elementos constructivos conservados del edificio original». Se trata de un proyecto que realmente no es una restauración en sí del espacio, ya que lo que propone es la transformación de los elementos con los que cuenta el edificio usando la tecnología contemporánea.

El alcalde de Utrera, José María Villalobos (PSOE) ha recibido con júbilo esta aprobación, explicando que «se demuestra que hemos planteado una intervención seria y sostenible, tanto desde el punto de vista patrimonial como financiero», un trabajo que el primer edil utrerano espera «que esté terminado a lo largo de 2018, ya que tiene un plazo de ejecución de seis meses.

La intervención que ha diseñado el consistorio utrerano en este emblemático espacio cuenta con un presupuesto de 500.000 euros ya que el propio Ayuntamiento explicó en su día que una rehabilitación completa y tradicional de este edificio podría «alcanzar los cinco millones de euros».

La iniciativa consiste en crear una sala de exposiciones en la primera crujía del edificio, que es casi el único elemento original que queda en pie en esta casa y un espacio multifuncional cubierto en el patio principal, usando una estructura ligera y de rápido montaje.

De esta manera se persigue la conservación de un espacio con un gran valor simbólico para todos los utreranos, ganando la localidad además un nuevo centro para la celebración de todo tipo de actos culturales, dotado con un auditorio con capacidad para casi 200 personas.