Flamenco

El tributo de Utrera a «El Turronero», una de las grandes voces del flamenco

La Tertulia de Flamenco y Temas Gitanos ha organizado un ciclo cultural con exposiciones, mesas redondas y conciertos

Antonio Mancheño Peña, «El Turronero»
Antonio Mancheño Peña, «El Turronero» - TERTULIA FLAMENCA
Alberto Flores Utrera - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Dentro de la constelación de artistas que la localidad de Utrera ha legado a la historia del flamenco, Manuel Mancheño Peña «El Turronero», ocupa un lugar muy especial. Aunque no nació en Utrera, ya que sus primeros años los pasó en la localidad de Vejer de la Frontera, muy pronto se sintió atraído por el aroma especial con sabor a compás de esta tierra, donde creció profesionalmente escuchando las voces de artistas como Fernanda y Bernarda o Perrate. Ya ha pasado una década desde que la voz de Manuel se apagase, por eso la Tertulia Flamenca y de Temas Gitanos de Utrera ha preparado un tributo muy especial, con la puesta en marcha de su sexto ciclo cultural, que está integrado por exposiciones, conferencias y un concierto muy especial.

El pistoletazo de salida llega el jueves 17 de noviembre, con la inauguración de la exposición «Esta es mi vía», que se ubica en la Casa de la Cultura y que está integrada por imágenes y recuerdos personales del propio artista. Se trata de una muestra que se puede visitar de manera gratuita hasta el 24 de noviembre y donde también se proyectará el documental «Turronero, un ave de paso», un trabajo producido en 2003 por José de la Carrasca, donde se recoge una entrevista realizada al artista en los últimos años de su vida.

El homenaje sonoro a la figura del artista llega el viernes 18 de noviembre en las tablas del teatro municipal Enrique de la Cuadra de Utrera a las 21.30 horas, donde está prevista la presentación del espectáculo «Yo vengo de Utrera», que se estrenaba en la pasada Bienal de Flamenco de Sevilla y que lleva a la escena los cantes más representativos de Utrera. Es un espectáculo en el que participan Josefita y Mari del Vereo, El Cuchara, Gaspar de Perrate, Manuel Requelo, Enrique Montoya, José de la Buena, Ana Peña, Joselito el Chico, Mercedes del Pajarilla, Pitín y Pitin hijo. Al compás estarán Luis el Marquesito, Jesús de la Buena y Gaspar de la Teresa.

La actividad vuelve a la Casa de la Cultura de Utrera el sábado 19 de noviembre a las 13.00 horas, donde está prevista la celebración de una original propuesta, que llega bajo el nombre de «Turronero. Cantaor y torero», que no es otra cosa que un encuentro entre pasiones, con la participación de Enrique el Extremeño, Manuel de Angustias, Paco Peña y Cristóbal Cruz, moderado por Manuel Viera.

La culminación del homenaje al cantaor llega el jueves 24 de noviembre a partir de las 20.30 horas en la Casa de la Cultura, donde se ha programado la celebración de una mesa redonda que lleva por título «Manuel Mancheño Peña 'El Turronero'». En esta actividad, que está moderada por el periodista Antonio Ortega, participan Antonino Parrilla, Francisco de Juan, Guillemo el Ecijano, Paco Cepero, Pitín, Chiquetete, Pansequito, Gaspar de Perrate, Nano de Jerez, Inés Bacán, Juan Bacán, Manuel Orta y Ana La Turronera.

Ha pasado una década, pero el paso del tiempo solo ha hecho que la figura de «El Turronero» se haga aún mas grande. Nacido en Vejer de la Frontera, se crió en la también localidad gaditana de Alcalá de los Gazules, trabajando como vendedor de turrones en todo tipo de ferias y fiestas, razón por la que adquirió el sobrenombre que le haría famoso. Al instalarse en Utrera bebió de los manantiales inacabables que partían de las gargantas de los grandes artistas, creando al mismo tiempo un estilo propio, que pronto lo llevó a los escenarios de Sevilla y posteriormente a Madrid, a lugares tan emblemáticos como Torres Bermejas.

En la década de los setenta se convirtió en uno de los cantaores de referencia en la compañía del bailaor Antonio Gades y entró en contacto con una de las personas que más influiría en su carrera; el guitarrista Paco Cepero. Con el acompañamiento de Cepero, «El Turronero» grabó temas que han pasado a formar parte por derecho propio de la historia del flamenco, como es el caso de la bulería «Huele a Romero» o el ya legendario himno «Andalucía».

Solo los problemas de salud le privaron de haber seguido evolucionando y haber pisado los escenarios de medio mundo. En septiembre de 2006, a la edad de 59, su voz se apagaba, pero no se ha apagado ni mucho menos del todo, y nunca se apagará, mientras colectivos como la Tertulia Flamenca y de Temas Gitanos de Utrera pongan en marcha actividades como este ciclo cultural que le va a rendir homenaje. 

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios