Con las lluvias, el camino de Molares se convierte en una vía impracticable
Con las lluvias, el camino de Molares se convierte en una vía impracticable - A.F.
Infraestructuras

El final del suplicio para muchos conductores de Utrera

La Junta de Andalucía realiza los trámites necesarios para que pueda ser arreglado el camino de Los Molares

UtreraActualizado:

En el año 2013 los utreranos contemplaban impávidos como la Diputación de Sevilla llevaba a cabo el asfaltado del camino que une la localidad con el municipio de Los Molares y detenía las obras justo cuando las máquinas llegaban al término municipal utrerano. De esta manera un tanto surrealista terminaba el arreglo de esta vía de comunicación que es utilizada por muchas personas que viven en la zona, que tienen viviendas de recreo o para desplazarse de Utrera a Los Molares. Así, el tramo del camino que está en el término municipal de Utrera quedaba en una situación ruinosa, donde los conductores han tenido que lidiar en los últimos años con baches, enormes socavones, fango y agua en invierno y polvo en verano.

Desde que en 2015 llegara a la alcaldía de Utrera el socialista José María Villalobos, en varias ocasiones ha prometido que la obra de arreglo integral del camino se iba a llevar a cabo, pero al final solo se quedaba en pequeños parches y actuaciones que duraban poco tiempo. Mientras tanto, las quejas de los usuarios del camino han sido una constante, ya que veían impotentes como dicha se encontraba cada vez en peores condiciones, sobre todo en época de lluvias, donde el agua y el fango dejan casi impracticable el camino. 

Y es que el problema era de índole burocrático, ya que el conocido popularmente como Camino de Molares por la mayoría de los habitantes de la zona, discurre realmente por varios tramos que están protegidos como es el caso de la Cañada Real del Pajarero y de la Cañada Real de Morón, territorios cuya titularidad corresponde a la Junta de Andalucía. Ahora la administración autonómica ha anunciado por fin la cesión de este terrenos a Utrera, por lo que la obra de arreglo del camino podrá ser una realidad en un futuro.

Concretamente el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este trámite el pasado martes 16 de enero, en el que se ceden a la localidad de Utrera 2,5 kilómetros de las dos cañadas citadas, que van a mantener su carácter como camino público local. Se trata de una cesión al Ayuntamiento por un periodo de 50 años, y será el propio consistorio local el que asuma los gastos necesarios para la adecuación como caminos, su mantenimiento y conservación. Ahora, como se suele decir, la pelota está en el tejado del Ayuntamiento de Utrera, que deberá decidir que tipo de intervención se lleva a cabo en esta zona del término municipal utrerano.