SIERRA NORTE

¿De qué pueblo sevillano es el santo que dio nombre a la bahía de San Diego, en California?

Fray Diego, lego de la orden franciscana, nació en 1400 en San Nicolás del Puerto, aunque vivió en Canarias y Alcalá de Henares

La venerada imagen de San Diego, patrón de San Nicolás del Puerto
La venerada imagen de San Diego, patrón de San Nicolás del Puerto - J.C.R.
JUAN CARLOS ROMERO San Nicolás Del Puerto - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

El 13 de noviembre el calendario señala la festividad de San Diego de Alcalá y en San Nicolás del Puerto, en el corazón de la Sierra Morena de Sevilla, es un día de júbilo, procesión y fiesta local. La historia de esta población de la ribera del Huéznar está bendecida por los santos, y fue cuna de uno de ellos: fray Diego, lego de la orden franciscana, que nació en 1400 en esta villa, vivió en Canarias, pasó buena parte de su vida en Alcalá de Henares, y fue elevado a los altares por el Papa Sixto V en 1.588, siendo el único que mereció la santidad a lo largo del siglo XVI.

El historiador Julio Mayo relata cómo el santo de la serranía sevillana llegó a gozar de gran popularidad en el antiguo Reino de Sevilla, y tuvo en las cofradías de nazarenos un instrumento para propagar su devoción. «A San Diego se le profesa una devoción amplia y bastante importante, gracias fundamentalmente a las hermandades del Nazareno, con El Silencio de Sevilla como referencia, que la tomaron como modelo», explica a ABC Provincia.

La iconografía muestra al fraile abrazado a la Cruz, como el Nazareno de El Silencio, y sirvió de inspiración a Mateo Alemán a finales del siglo XVI y a las personas que redactaron las nuevas reglas de la cofradía de Jesús Nazareno que se expandieron por Sevilla en esos años. «Hay muchísimos cuadros e imágenes dedicados a este Santo», confirma el historiador. El cartógrafo Sebastián Vizcaíno (1548 - 1627) renombró la bahía y la antigua ciudad de San Miguel del virreinato de la Nueva España (actual estado de California) como San Diego, en noviembre de 1602 en su honor.

¿Por qué San Nicolás?

La actual denominación del pueblo de San Nicolás tiene su origen en la Reconquista de Fernando III, y se fundamenta en la protección y el amparo a la parroquia que este otro santo dispensó a la villa por alguna epidemia.

«San Diego nace cuando su pueblo tiene el nombre ya consolidado, por lo que sería impensable cambiarlo», asegura el historiador, que sugiere que en el término debió existir algún santuario o hospital de San Nicolás, «una devoción de la Edad Media con escaso auge en nuestra provincia», abunda.

La parroquia de San Nicolás del Puerto tampoco está dedicada al santo local, sino a otro de los patronos de la Reconquista: San Sebastián. «La Congregración de Ritos de Vaticano se ocupaba de estos menesteres, y sus legajos desentrañan el origen de nuestros pueblos y de su toponimia, marcada por la evangelización del territorio ganado a los árabes que iba siendo bautizado en el sacronombre del cristianismo», precisa Mayo.

El propio historiador cita como ejemplo en Sevilla capital el topónimo que da nombre al popular barrio de Triana, que deviene de la invocación litúrgica a la madre de la Virgen María, «Tris Anne plene gracie nobis…», basándose en los misales hispalenses que conserva el archivo catedralicio.

La hermandad de San Diego en San Nicolás del Puerto traslada el primer domingo de mayo al patrón a la parroquia y festeja su romería el segundo domingo cuando los devotos lo portan de nuevo a su ermita, de estilo mudejar. La popularidad del patrón lega momentos sorprendentes, como el baile que los portadores le dan al son del pasodoble «El Gato Montés», que es el broche de oro a estos festejos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios