Cádiz Provincia

Más de un centenar de sevillanos han sido atendidos de urgencia durante este verano por los efectos del calor

Salud contabiliza un único fallecido por golpe de calor en la provincia, aunque se han atendido otros 73 casos distintos

Los centros sanitarios públicos de Sevilla han atendido este verano 74 casos de golpes de calor
Los centros sanitarios públicos de Sevilla han atendido este verano 74 casos de golpes de calor - RAÚL DOBLADO

Los centros de la sanidad pública en la provincia de Sevilla han atendido 110 urgencias relacionadas con el calor y sus efectos desde que el 1 de junio se activó el Plan de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas. De éstas, registradas hasta el 2 de agosto, 74 han sido por golpes de calor, mientras que 36 corresponden a otras patologías relacionadas con las altas temperaturas.

Así, a través de un comunicado, la Consejería de Salud ha apuntado que entre las 74 asistencias por golpes de calor, 70 se han producido en los servicios de atención primaria, tres en las urgencias hospitalarias y una ha sido atendida por los servicios de emergencias sanitarias. En cuanto a las 36 atenciones a patologías relacionadas, 23 se han producido en atención primaria, cuatro en hospitalaria y nueve por los servicios de emergencias.

De todos ellos, por el momento sólo se ha contabilizado un único fallecimiento por golpe de calor en lo que va de verano en la provincia de Sevilla, después de que un peón caminero falleciera mientras realizaba su labor en la localidad de Morón de la Frontera.

Por otra parte, en la provincia de Sevilla se han contabilizado dos alertas sanitarias debido a las altas temperaturas, que han correspondido en ambas ocasiones al nivel amarillo. Hay que recordar que estos niveles de alerta son de carácter sanitario y dependen de las previsiones de superación de temperaturas umbrales establecidas para cada provincia, de modo que el sistema se sitúa en alerta amarilla si los umbrales máximos y mínimos se van a superar durante los dos días siguientes; en nivel naranja cuando se van a sobrepasar en tres o cuatro días; y en nivel rojo, si las altas temperaturas van a mantenerse para cinco días o más.

Por su parte, el Plan de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas incluye una línea de información sobre esta predicción de las temperaturas en cada provincia, según los valores aportados diariamente por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Esta información también se facilita a través de la 'app' Salud Responde, pudiendo sus usuarios consultar las previsiones de temperaturas para cada una de las provincias andaluzas y recibir notificaciones mediante el servicio de mensajería de la 'app' sobre cualquier cambio o activación en los niveles de alerta establecidos.

Un total de 2.215 pacientes de Sevilla se encuentran en seguimiento telefónico por la Consejería de Salud, una de las medidas más importantes del Plan que activa la Junta desde 2004 para prevenir y minimizar las consecuencias que el calor y las altas temperaturas puedan tener sobre la salud de la población, y especialmente la más vulnerable.

Concretamente, el seguimiento permite identificar las situaciones y problemas del paciente e interconectar a las enfermeras gestoras de casos, enfermeras de familia y profesionales de Salud Responde, así como poner en marcha los mecanismos de control y actuación necesarios para minimizar los efectos de las altas temperaturas.

De esta manera, son los profesionales de los centros de Atención Primaria los que hacen esta labor continua de identificación de pacientes con mayor riesgo o mayor vulnerabilidad ante el calor. Es el caso de mayores de 65 años y pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad (insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, trastorno mental grave, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos). A ello se suma en muchos casos que estas personas no disponen de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor.

Junto al seguimiento telefónico que se realiza a través de Salud Responde, también se intensifican las visitas domiciliarias para monitorizar los signos y síntomas relacionados con el calor, y proporcionar consejos para evitar y controlar los efectos del aumento de las temperaturas. Estas visitas y el seguimiento de telecontinuidad se realizan también a pacientes tras su alta en los centros hospitalarios.

Asimismo, desde la Consejería de Salud se establece la coordinación necesaria entre las diversas instituciones y organismos implicados (servicios sociales, centros sanitarios, residencias, organizaciones de voluntariado, 112, etcétera.) para que el Plan alcance a toda la población vulnerable en Andalucía.

Toda la actualidad en portada

comentarios