Joaquín en su vivienda que colinda con el solar convertido en vertedero
Joaquín en su vivienda que colinda con el solar convertido en vertedero - A.M.
Denuncia ciudadana

Un vertedero plagado de ratas junto a un centro de salud de Alcalá de Guadaíra

La basura arrojada ha colmatado un talud de seis metros de altura en pleno centro del municipio

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Un vertedero a cielo abierto donde la basura ha llegado a sedimentarse y elevar la cota del terreno en Alcalá de Guadaíra. Si el nivel de residuos es sorprendente, su ubicación aún más, está en pleno casco urbano, en un solar en forma de talud en la acera de enfrente del centro de salud Nuestra Señora de la Oliva en el barrio de Rabesa.

Son los vecinos de los pisos cercanos, quienes arrojan la basura en este lugar desde hace años. El resultado es que en este punto se acumulan residuos de todo tipo, incluso restos de animales muertos. En los alrededores se dan peleas de gallos y cuando uno muere lo arrojan a este solar.  La consecuencia es que a la basura se suman las ratas, de notables dimensiones, que corren por este lugar. Quien más padece la situación es Joaquín Pérez Benítez  cuya parte trasera de la vivienda linda con el solar convertido en vertedero. Según explica el muro de su vivienda tiene en este punto seis metros. La basura lo ha ido colmatando hasta prácticamente alcanzar su altura. Según cuenta los vecinos que utilizan el solar como vertedero llegan incluso a realizar quemas periódicas para reducir la basura y poder seguir realizando vertidos. De esta forma, la basura ha llegado a sedimentarse en este lugar. En el muro trasero de su vivienda sufre filtraciones ya que cuando llueve todo ese material se empapa y traspasa la pared.

 Joaquín realizó la primera reclamación ante el Ayuntamiento en el año 2003, desde entonces ha interpuesto decenas de quejas y escritos ante la administración local. Nunca le han contestado, ni siquiera para dar cuenta de que conocen el problema. Lo último que ha hecho ha sido presentar una queja ante el distrito sanitario ya que considera que se trata  de un problema de salud pública agravado por la proximidad al centro de salud. Hace unos días dos técnicos de la consejería de Salud visitaron la zona. Este vecino cuenta que quedaron sorprendidos por la situación y sobre todo las ratas que en ese momento vieron por la zona. Ahora sigue exigiendo al menos una respuesta por parte de las autoridades pero tiene intención de iniciar la vía legal para intentar resolver el problema.

El propietario de esta vivienda no ha logrado saber quién es el propietario del solar que se extiende hasta la calle Rafael Beca. Pero como él mismo afirma, sea o no municipal, la administración tiene la obligación de evitar un foco de suciedad así en pleno casco urbano y de vallarlo. Porque la ausencia de cualquier protección hace que también sea peligrosa una posible caída. Y la altura alcanzada por la basura provoca que el acceso a su cada resulte muy fácil. De hecho ya le han robado varios aires acondicionados que tenía en la azotea.