Actualidad

Mercedes Milá: «Que lleve en televisión tantos años solo demuestra que soy una fracasada»

La presentadora rechaza hablar de «Gran Hermano» y se centra en «Convénzeme», el nuevo programa que estrena este domingo a las 20.30 en Be Mad

Mercedes Milá en la librería barcelonesa +Bernat
Mercedes Milá en la librería barcelonesa +Bernat - JOSE IRUN/MEDIASET

Su relación de un cuarto de siglo con «Gran Hermano» se rompió pero, a cambio, emprendió una nueva «guerra», más personal y con menos espectáculo. Con «una mochila llena de lo más valioso, que es la literatura», sustituyó las cámaras que la seguían por móviles, y el plató, por una librería.

Se adueñó de la «z» de Stefan Zweig para «llamar la atención», y así reivindicar a un autor «más de actualidad que nunca». Su periplo con el reality más longevo de la televisión española se terminó —«es el pasado»— pero Mercedes Milá no está dispuesta a dejar las entrevistas aunque, eso sí, en un formato más «cómodo y humilde», rodeada de volúmenes y estanterías y no de público y sillas.

Aunque asume que su fama en pantalla puede impulsar un proyecto en el que cree, «muy chiquitito pero con una potencia inmensa», lejos de regodearse en su dilatada trayectoria en el medio catódico, la sempiterna presentadora, siempre clara, admite sin tapujos en una entrevista a ABC: «Que yo lleve en televisión tantos años lo único que demuestra es que soy una fracasada, porque siempre he querido tener un programa de libros y no lo he conseguido hasta que he cumplido los 65 años».

Luchando por no ahogarse en facturas y, tras una conversación con su socia Montse Serrano en la librería +Bernat, recogió el capote que le echó. «"¿Por qué no haces un programa de libros que se transmita en una cadena pequeñita, con autores…?", me preguntó. Le dije que no, con autores no. Llevo toda la vida queriendo hacer un programa con lectores», cuenta.

Aprender del público

La Fábrica de la Tele le dio luz verde y un espacio los domingos a las 20.30 en Be Mad, y así surgió «Convénzeme». Niños cargados con «tochos de historia» o ancianos «tímidos». Todo el que lee tiene cabida en su espacio.

Su público no busca salir en televisión, sino «convencer» a la veterana periodista sobre «dos libros, uno que les guste y otro que no». Reconoce que su estilo, directo e incisivo, a veces intimida, pero no le preocupa. «Vienen con miedo y vergüenza al principio, pero al cabo de un minuto se olvidan porque hablan de lo que les gusta». Lo más importante, asegura, es que ha aprendido algo nuevo: «Conocer a esas personas a través de los libros que llevan al programa».

Reacia a recordar su pasado más inmediato en el programa de Telecinco, Milá admite que siempre ha «dado todo» de ella misma por lo que hacía. Por eso ahora se centra en «Convénzeme», una decisión que explica con una metáfora, curiosamente, más instintiva que literaria: «Las cosas cuando empiezan son como un niño pequeño: hay que atenderlo, cuidarlo más y prestarle toda la atención, y no mezclarlo con otras cosas». Como «Gran Hermano», su «pasado».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios