Actualidad

Fernando se enfrenta a la familia de Adara en el plató de «Gran Hermano 17»

Nueva bronca en el reality de Telecinco lejos de la casa de Gudalix de la Sierra

La madre de Adara en el plató de «Gran Hermano».
La madre de Adara en el plató de «Gran Hermano». - MEDIASET
T.C. - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Ya es habitual que en la decimoséptima edición de «Gran Hermano» se produzcan más enfrentamientos en plató que en la propia casa donde tiene lugar la vida en directo. El programa que conduce Jorge Javier Vázquez volvió a recoger uno de los momentos más agrios de la temporada con una dura discusión en plató.

Fernando, que tuvo que abandonar el reality de Telecinco el pasado domingo por dar información del exterior, sigue sin aceptar la decisión del programa. El exconcursante cree que no ha ofrecido datos de fuera a sus compañeros, pero la realidad y los vídeos del programa demuestran que su expulsión está más que justificada.

Jorge Javier llamó la atención de Fernando, para pedirle que prestara atención al vídeo que a continuación se iba a emitir en la gala de «Gran Hermano». En las imágenes pudimos ver a una Adara muy preocupada por un comentario de su excompañero que se interesó por conocer la verdadera relación entre la tía y la madre de la novia de Pol. Los dos miembros de la familia de Adara se han enfrentado en más de una ocasión en plató con Fernando como testigo. La curiosidad de Fer y su comentario: «Normal no es bien» hizo saltar las alarmas en la madrileña que lloró desconsoladamente en el confesionario pensando que algo ocurría fuera con su familia.

Tras ver las imágenes, Fernando seguía negando que eso fuera información del exterior, asegurando que todo eran malas interpretaciones que había tenido Adara. «Lo pregunté por curiosidad», repetía una y otra vez. El presentador quiso conocer la opinión de la madre de Adara, presente en plató, que fue muy clara: «El comentario de Fernando fue muy cutre. Él solo se retrata».

Llega Simona y se marcha Noelia

Las puertas de la casa de Guadalix de la Sierra se abrieron una vez más este jueves para recibir a Simona, la nueva concursante que llega al reality para ocupar la plaza que dejó libre Fernando tras su expulsión disciplinaria. En su vídeo de presentación, la nueva inquilina de «Gran Hermano» se definió como «caprichosa y cabezona». Natural de Rumanía, Simona explicó que lleva siete años viviendo en España y que actualmente tiene una relación sentimental que dura ya dos años y medio.

Mientras, la nominación disciplinaria que se puso en marcha el pasado jueves situó en la palestra a todos los concursantes del programa. Tras una semana intensa de votos, la audiencia decidió que la nueva expulsada debía ser Noelia, la joven de 21 años que llegó al programa de Telecinco destacando su virginidad y su capacidad para tener orgasmos mentales con ruidos cotidianos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios