Es noticia:
«El Hormiguero»

El secreto que Carmen Machi descubrió en su viaje a Vietnam

La actriz visita el plató de «El Hormiguero» para hablar de alocado rodaje de su nueva película «Thi Mai, rumbo a Vietnam»

Carmen Machi, en «El Hormiguero»
Carmen Machi, en «El Hormiguero» - ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Carmen Machi llega a «El Hormiguero» para hablar de «Thi Mai, rumbo a Vietnam», su nueva película que llega a las salas españolas este viernes 12 de enero. «Somos tres amigas, que tenemos uan relación estupenda, que son muy felices hasta que yo tengo una tragedia. Mi hija de 25 años se muere, pero poco después se entera de que le habían concedido la custodia de una niña vietnamita», cuenta Machi. Es entonces cuando esta abuela coraje y sus amigas deciden viajar a Asia para intentar hacer lo que su hija quería. «El guión está escrito desde la pena, pero que conlleva a situaciones muy divertidas. Es como la vida misma».

«Es un canto a la fortaleza de mujeres de 50 años que siguen adelante. Para que luego digan que no se escriben papeles», sentencia la actriz. Un papel que no solo la ha colocado como protagonista, también le ha hecho pasar dos meses en Hanói, Vietnam. «Aquello es una locura, una cantidad de tráfico increíble. De hecho, si quieres cruzar, no te puedes esperar hasta que se paren porque entonces no pasas. Son ellos los que te esquivan a ti», recuerda con una sonrisa, a lo que añade un chiste: «Los estadounidenses un mes en cruzar, los franceses, tres semanas y los españoles, veinte minutos». Pero lo más complicado no fue cruzar una calle. «Hacía mucho que no me montaba en la bicileta, pero yo veía en todas tan apañadas en mitad del caos de Hanói. Cada vez que tenía que frenar, me tiraba de la bici. Hasta que me di cuenta de que las bicis tienen frenos»,

Lo que más le sorprendió de Vietnam «es que duermen mucho. Entras en una tienda y están todos durmiendo. Creo que debe ser porque no hay oxigeno». Y también la comida, «la más sana del mundo», pero nada como la cocina española. «Cada vez que venía alguien de España, traía jamón y eso era como si no lo hubieramos visto en la vida. Una maravilla», comenta entre risas.

[Crítica de Thi Mai, rumbo a Vietnam: Sentimientos y risas]

El filme, dirigido por Patricia Ferreira, cuenta la historia de Carmen (Carmen Machi), una mujer que tras perder a su hija en un accidente de tráfico recibe una carta de la agencia de adopción en la que por fin le conceden a su hija fallecida una niña vietnamita. Junto a sus dos mejores amigas, Elvira (Aitana Sánchez-Gijón) y Rosa (Adriana Ozores) deciden viajar al país asiático para completar el proceso de adopción. El viaje se convierte en una sucesión de equívocos, situaciones disparatadas y decisiones delirantes.