Es noticia:

Seis presentadores estrella de la BBC se bajan el sueldo por la diferencia de salarios con sus compañeras

En 2017, la corporación se vio obligada a desvelar que dos tercios de los presentadores con los mayores sueldos eran hombres

Jeremy Vine , presentador de radio de la BBC
Jeremy Vine , presentador de radio de la BBC - BBC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La BBC sigue empeñada en luchar por la igualdad entre hombres y mujeres. Seis de sus presentadores estrella anunciaron ayer que se bajarán el sueldo voluntariamente para reducir la brecha salarial de la cadena, que se sitúa en un 9,3% a favor de los hombres, según un informe publicado el año pasado. Los periodistas que se recortarán su salario son Jeremy Vine, presentador de radio BBC2, cuyo sueldo es de más de 800.000 euros al año, John Humprys, líder del informativo matinal más seguido de la BBC4 (que cobra más de 685.000); Huw Edwards, conductor de informativos (unos 630.000), Jon Sopel, el delegado de la corporación en Norteamérica (más de 230.000); Nick Robinson, presentador de programas como «BBC Today» (cerca de 280.000 euros); y Nicky Campbell, del programa matinal de los sábados en la BBC1 (450.000).

Los seis que se aplicarán la reducción afirman que lo hacen voluntariamente, aunque no detallan el monto de la rebaja. Jeremy Vine sostuvo que realizaba este gesto en apoyo a sus colegas, «que, con razón, han dicho que deberían pagarles lo mismo cuando hacen el mismo trabajo».

Aunque en general la medida ha sido bien acogida, Amol Rajan, corresponsal de medios de la BBC, advirtió que no es suficiente. Por su parte, la diputada laborista Dawn Butler afirmó que «no se trata de bajar el salario a los hombres, sino de subírselo a las mujeres».

La cuestión de la brecha salarial es una asignatura pendiente en la BBC después de que un informe publicado el pasado mes de julio evidenciase que solo un tercio de los periodistas que cobran más 150.000 libras al año (170.000 euros) eran mujeres. Hay que bajar hasta el octavo puesto en la lista de los mejor remunerados para encontrar el nombre de una fémina. De hecho, Chris Evans, que tiene el mejor sueldo de la corporación, (dos millones y medio de euros) cobraba casi cuatro veces más que la primera mejor remunerada, Claudia Winkleman. Esto provocó en su momento que un grupo de periodistas enviasen una carta a la dirección de la cadena pidiendo un cambio en la política salarial. El director general de la BBC, Tony Hall, se comprometió entonces a acabar con esta brecha en 2020.

El problema volvió a salir a la luz el pasado 8 de enero cuando la que era delegada en China de la BBC, la prestigiosa periodista Carrie Gracie, presentaba su dimisión al conocer que cobraba casi 150.000 euros menos que otros en su misma posición. Gracie denunció entonces «una cultura salarial secreta e ilegal» que discriminaba a las mujeres. Precisamente ella, junto al propio Hall, declararán en un comité parlamentario que se celebrará el próximo mes sobre este asunto.

No ha sido un buen año para la BBC en cuestiones machistas. A este problema se le añadió otro el pasado mes de noviembre, cuando la propia cadena informó que había suspendido al presentador George Riley, del programa «Live» de Radio 5, acusado de acoso sexual; y que investigaban otros 25 casos más de este tipo.

Un turbio asunto que no es la primera vez que ocurre en la corporación pública. Solo hace falta recordar el sonado caso del presentador Jimmy Savile, ya fallecido, que había abusado sexualmente de mujeres y menores durante más de veinte años sin haber sido denunciado en ningún momento por su fama de intocable.