Es noticia:

Hollywood tomará medidas para que no se repita «el error más grande de la historia»

PwC, la consultoría respondable del histórico fallo entre «La La Land» y «Moonlight», anuncia un paquete de nuevas normas para la 90º edición de los Oscar

El momento histórico en que «Moonlight» se llevó el premio que se le había dado segundos antes a «La La Land»
El momento histórico en que «Moonlight» se llevó el premio que se le había dado segundos antes a «La La Land» - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este año, los Oscar celebran su 90º edición, aunque los premios más importantes del cine nunca olvidarán la pasada, en la que cometieron el que fue para muchos «el mayor error de la historia» de la industria, como lo definió el portal especializado «TooFab». En la misma línea, la «BBC» lo tildó como «un error para los libros de historia», que los Oscar 2018 intentarán no repetir.

En la gala del pasado año, los actores Warren Beatty y Faye Dunaway, protagonistas de la oscarizada «Bonnie y Clide», fueron los encargados de otorgar el premio a Mejor Película. Pero en el sobre que les pasaron desde el «backstage» hubo un error, por lo que les dieron el correspondiente a Mejor Actriz: Emma Stone por «La La Land». Al abrirlo, Beatty solo leyó la segunda parte, por lo que anunció al musical como mejor película. En ese momento, el equipo de la película de Damien Chazelle subió al escenario a recoger su galardón, aunque desde el primer minuto se intuía que algo iba mal.

Instantes más tarde, llegó la rectificación: el premio a la Mejor Película fue para «Moonlight» y el error fue reconocido públicamente por la agencia encargada de todo lo referente al contenido de los sobres, PwC, una de las consultorías más grandes del mundo y que está entre las «Big Four» junto a Deloitte, Ernst & Young y KPMG.

«Seis medidas necesarias»

Y ahora, como asegura la agencia de noticias «Associated Press», PwC ha tomado «seis medidas necesarias» para que no vuelva a repetirse un error de ese calibre y que han sido corroboradas en las «múltiples reuniones» celebradas por la compañía para abordar el tema, como le reconoció a la citada agencia Tim Ryan, directivo de PwC.

En primer lugar, el presentador de la gala comprobará minuciosamente los sobres; después de que los empleados de la consultoría que tengan que entregarlos los hayan revisado varias veces. Además, se harán varios ensayos previos a la ceremonia; se incrementará en uno —de dos, a tres— el número de trabajadores responsables de la tarea.

Aunque aparte de ello, los dos empleados responsables del fallo del año pasado serán relevados en sus puestos por otros dos trabajadores, aunque «seguirán trabajando para PwC», comentó Ryan. Uno de los nuevos encargados de la tarea, Rick Rosas, también lo fue en otras catorce galas de los Oscar.

Además, en el propio escenario, empleado y presentador comprobarán que el contenido del sobre case con el ganador de cada categoría; los tres trabajadores de PwC supervisarán en todo momento que todo esté en orden (más allá de los ensayos); y también tendrán prohibido el uso de sus teléfonos móviles durante toda la noche. «Todo responde a una cuestión de seguridad y a la necesidad de que todo esté en orden», matizó Ryan a la agencia.