Mario Sandoval, dos estrellas Michelín, diseña el «brunch» del hotel Orfila
Mario Sandoval, dos estrellas Michelín, diseña el «brunch» del hotel Orfila - ISABEL PERMUY

Los mejores «brunch» de Madrid para disfrutar este verano

Ni «breakfast» ni «lunch», esta propuesta culinaria ha conquistado el fin de semana madrileño

MADRIDActualizado:

El éxodo vacacional enfila su recta final hacia el mes de agosto. Mientras medio Madrid pone rumbo a las playas, otro tanto resiste de forma numantina al calor y la rutina. La capital no cierra nunca por vacaciones y no deja de ofrecer planes divertidos y diferentes para afrontar los largos días y las cortas noches del estío. Precisamente, los fines de semana se alían con los más trasnochadores y su pereza. Quienes no llegan a tiempo al desayuno y se adelantan demasiado a la comida han encontrado en el «brunch» –término anglosajón que une las palabras «breakfast» y «lunch»– una propuesta que permite ir del dulce al salado y viceversa y que ha conquistado a los madrileños. 

La oferta de establecimientos que ofrecen este placer gastronómico ha crecido exponencialmente en los últimos años. Sin embargo, los hoteles –que fueron los primeros en importar el concepto– siguen siendo los referentes en cuanto a variedad y sofisticación. Al atractivo de esta comida informal se une, sobre todo en verano, la posibilidad de disfrutarlo en espacios singulares como un jardín romántico.

Hotel Orfila

«Brunch» en el hotel Orfila de Madrid
«Brunch» en el hotel Orfila de Madrid- ISABEL PERMUY

Es el caso del Hotel Orfila (Orfila, 6), en cuyas coquetas estancias se sirve uno de los «brunch» más lujosos y exclusivos de la capital. Ideado por el dos estrellas Michelin Mario Sandoval, está planteado en dos partes: un buffet de platos fríos –con bollería y panes artesanos, embutidos selectos, frutas exóticas, huevos al gusto o tartas selectas, entre otras preparaciones– y un principal a elegir con clásicos como el steak tartar, la hamburguesa «Orfila» o un arroz meloso de setas y parmesano. La propuesta de bebidas incluye champagne Taittinger –con los que se elabora el famoso cóctel Bellini–, zumos naturales, aguas, cafés e infusiones. El hotel cierra durante el mes de agosto y su «brunch» regresará en septiembre. Se sirve los domingos de 12.30 a 16 horas. Precio: 54 euros por adulto y 29 euros para los niños.

Santo Mauro

Roast beef del «brunch» del Santo Mauro
Roast beef del «brunch» del Santo Mauro- ABC

Con la posibilidad también de disfrutarlo en el jardín, el del Hotel AC Santo Mauro (Zurbano, 36) incluye un «after brunch» con champagne y música en directo. Consta de cinco entrantes, cinco primeros y cinco segundos a elegir además de una amplia selección de postres y una copa de champagne. Entre las opciones que componen la oferta destacan la coca hojaldrada de bogavante y endivia, queso cremoso y frutos secos, las tortitas caseras servidas con sirope de arce y frutos rojos, los huevos benedictine sobre english muffin y el roast beef con crema de patata y cebolleta macerada. En el apartado de postres se pueden encontrar crepes de nutella con helado de plátano, chocolate cake helado de frutas del bosque y quesos suaves, uvas y confitura de higos. Desde las 13 horas. Precio: 45 euros.

Wellington

Otro de los referentes en este desayuno tardío o almuerzo temprano es el Hotel Wellington (Velázquez, 8). Asociada a los restaurantes Kabuki y Goizeko que conviven en el establecimiento, la propuesta gastronómica liderada por el chef Javier Librero es total: sushi, sashimi, maki y nigiris by Kabuki; carnes, pescados y mariscos selectos; productos de la propia huerta urbana de la azotea del hotel; un rincón de paellas; un carro con asado del día trinchado; o, un clásico de los «brunch», los huevos Benedictine. Su obrador surte de una exquisita pastelería para terminar junto con una cuidada selección de vinos, cavas e infusiones. Desde las 12.30 h. Precio: 55 euros.

Mesa de postres del «brunch» del hotel Wellington de Madrid
Mesa de postres del «brunch» del hotel Wellington de Madrid- ISABEL PERMUY

Palace

Ópera Brunch en Hotel Palace
Ópera Brunch en Hotel Palace- ABC

El Hotel Palace (Plaza de las Cortes, 7) añade a la parte gastronómica –un gran buffet– la magia de la ópera en directo bajo su cúpula de cristal. Una soprano, y un tenor acompañados por un piano de cola deleitan cada domingo a los asistentes. Con más de medio centenar de platos, presenta una mezcla muy equilibrada entre alimentos salados y dulces. Abundan las creaciones en miniatura para tomar de un bocado, todo tipo de embutidos y quesos, ensaladas, carnes, pescados, mariscos, frutas frescas y gran variedad de panes. De 13.30 a 15.30 horas. Precio: 78 euros.

Ritz

Selección de patés en el «brunch» del Hotel Ritz
Selección de patés en el «brunch» del Hotel Ritz- ABC

Justo enfrente, el Hotel Ritz (Plaza de la Lealtad, 5) sirve su particular festín culinario en su lujoso salón Alfonso XIII. Existen hasta seis propuestas diferentes que van rotando cada domingo. En carros de plata, el viaje gastronómico pasa por platos fríos, arroces, carnes clásicas como el roast beef, platos de cuchara como los callos, ostras y marisco de primera calidad, quesos, embutidos, patés y una cuidada panadería y pastelería. De 12.30 a 15.30 h. Precio: 89 euros.

InterContinental

«Brunch» en el Hotel Intercontinental
«Brunch» en el Hotel Intercontinental- ABC

El «brunch» es uno de los eventos más afamados del Hotel InterContinental (Paseo de la Castellana, 49). Un auténtico espectáculo gastronómico que destaca por su gran variedad. No se puede describir exactamente lo que habrá cada domingo. La imaginación y creatividad del chef sorprende a los comensales cada semana. No obstante, siempre se pueden encontrar sus miniaturas frías, marisco, sushi, sus preciados asados –cochinillo o roast beef, huevos Benedictine, arroces y una suculenta selección de pastelería y helados. Si el tiempo lo permite, se puede disfrutar también en su jardín. La propuesta incluye agua, refrescos y vino blanco y tinto de la D.O Rueda y Rioja, respectivamente.

El precio por adulto es de 75 euros. Los niños de 0 a 3 años, gratis y de 4 a 12 años inclusive: 36 euros. El horario es, cada domingo, de 13.30 a 16 horas.

Además, existe la posibilidad de solicitar un «brunch» nupcial para disfrutar de este concepto gastronómico durante las celebraciones de boda. En ese caso se puede diseñar el espacio con un decorador asesorado por el equipo del hotel o crear una ambientación única con un trato exclusivo y personalizado.