EL APUNTE

Comprar y vivir sin improvisar

Las rebajas coinciden con el análisis colectivo de la Campaña de Movilidad Especial en el centro de Cádiz

La Voz de Cádiz
Actualizado:

En periodismo hay una máxima: escucha todo lo que digan los taxistas pero no te creas nada de lo que dicen. Ese corolario, dedicado a uno de los colectivos que con más fidelidad sigue comprando la prensa, podría aplicarse a cualquier trabajador que deba batirse el cobre diariamente en las calles, como son carteros, comerciantes, barrenderos, policías, vendedores de cupones y un largo etcétera que, esperemos, no agravie a ningún gremio. Cada uno de los sectores que trabaja en una calle que, mal que les pese a los de siempre, sigue siendo de todos, tiene su propia opinión sobre cómo se ha llevado a cabo la Campaña de Movilidad Especial, por la que se ha peatonalizado buena parte del casco antiguo.

El fin de las fiestas y el comienzo de unas esperanzadoras rebajas ha movido al concejal de Movilidad, Martín Vila (Ganar Cádiz en Común) a anunciar distintas reuniones con los colectivos implicados en la Campaña de Movilidad Especial para valorar cómo se ha desarrollado y, según sus propias palabras, «ver qué camino continuar». Un noble propósito si el equipo de Gobierno que conforma junto con Por Cádiz sí se Puede no nos tuviera acostumbrados a hacer reuniones a medida en la que las conclusiones suelen coincidir, en un porcentaje sospechosamente elevado, con el planteamiento previo de los munícipes en el poder.

Hay que escuchar a los taxistas, decía el dicho, pero hacerles caso. Y a los vecinos. Y a los afectados por los cortes de calles. En las reuniones para determinar, citamos de nuevo a Vila, «qué camino continuar» habrá que oír y considerar aunque no guste lo que digan.

La temporada de rebajas que se inició ayer podrá ser un nuevo termómetro de cómo los distintos intereses de la ciudad se conjugan a la hora de inventarnos las normas de convivencia, que no pueden cambiar tan frecuentemente, como no se varían las normas del fútbol a mitad de liga. Los comerciantes esperan ver en estas semanas cómo se consolida la recuperación económica, y tienen derecho a pedir al Consistorio que les cobra los impuestos que les dé todas las facilidades posibles. Como también tienen derecho a idéntica protección quienes se han manifestado en contra de la Campaña. La ciudad, nunca está de más recordarlo, somos todos, desde el puente José León de Carranza hasta la avenida 4 de diciembre.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz