RESERVA DE LA BIOSFERA

Tiburón blanco: diseñan nuevas jaulas para su observación segura

El Ejecutivo mexicano quiere que la actividad se realice «bajo los principios del turismo sostenible, garantizando la protección de los visitantes y de la especie, cuyos ejemplares se reúnen por cientos en Isla Guadalupe

Tiburón blanco
Tiburón blanco - CONANP
NATURAL - Actualizado: Guardado en: Natural Vivir

La Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe (23.991 hectáreas), localizada en Baja California, es el único lugar de México que concentra ejemplares de tiburón blanco (Carcharodon carcharias). Y se trata, también, de una de las mejores áreas del mundo para el avistamiento de la especie. Hasta la fecha, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), que realiza un registro de llegada de tiburón blanco a las aguas de este enclave situado en el Pacífico oriental, ha contabilizado 274 especímenes.

Debido a los accidentes reportados durante la observación de tiburón blanco en Isla Guadalupe, la CONANP ha diseñado una nueva jaula que será obligatoria para quienes presten dicho servicio. El Ejecutivo mexicano pretende que la actividad se realice «bajo un estricto esquema de buenas prácticas acorde a los principios del turismo sostenible, garantizando la seguridad de la especie y de los visitantes», informan las autoridades responsables en una nota.

La jaula, que es desmontable, es de una sola pieza; cuenta con barrotes redondeados con una separación de 35 centímetros entre ellos; no tiene cadenas ni balcones para mejorar la seguridad del interior (de la persona que está realizando la actividad); dispone de dos salidas de emergencia, flotadores en el interior y señalización en las esquinas superiores para su reconocimiento. Además, lleva un enmallado de acero inoxidable o aluminio marino, dos tanques de aire comprimido y una ventana de observación con una distancia máxima entre barrotes de 70 centímetros.

El tiburón blanco puede alcanzar los seis metros de longitud y casi los cuatro mil kilos de peso (3.600 kg). Es un animal capaz de regular su temperatura corporal hasta 5 grados por encima de la temperatura promedio del agua del mar. En México está prohibida la captura o retención de ejemplares vivos, muertos, enteros o alguna de sus partes. Y, en consecuencia, no pueden ser objeto de consumo humano ni comercialización. «Su ausencia puede alterar la estructura y funcionamiento de los ecosistemas marinos donde habita, ya que se encarga de regular las poblaciones de los animales de los que se alimenta», advierten desde la CONANP.

Toda la actualidad en portada

comentarios